La Pregunta

La Pregunta


EDCM

¿Qué ha contado El País sobre la bomba vírica de Tomelloso, el cartel de la Junta y los casi 200 muertos?

"La fatal bomba vírica de Tomelloso". Este explosivo titular encabezaba el amplio y revelador reportaje de Juan Carlos Espinosa que publicó ayer El País. Además de los tremendos testimonios recogidos, se habla de al menos 181 personas fallecidas en la localidad manchega que ha sufrido con mayor virulencia el ataque del Covid-19. Pero hay otros datos y situaciones que explican las semanas trágicas que han vivido los vecinos de esta emprendedora población del corazón de La Mancha.

Por ejemplo, que los primeros contagiados de Tomelloso fueron de la familia de Nicolás de la Rosa, que ha perdido a un hermano, una cuñada y dos sobrinos por el coronavirus. Es un pastor evangélico de 62 años que sufre el drama por doble motivo.

En la semana más crítica, la del 27 de marzo, hubo hasta 11 enterramientos diarios y todavía no se conocen las causas, aunque el presidente de Castilla-la Mancha, Emiliano García-Page, lo achaca a una familia gitana que asistió a una boda en la localidad riojana de Haro. Sin embargo, según ha recogido El País, las familias gitanas de Tomelloso ni sabían dónde estaba Haro. La supuesta paciente  cero era la cuñada de De la Rosa, para quien el dolor ha sido doble porque ha perdido a cuatro familiares y ha tenido que desmentir lo que se ha dicho sobre ellos: “Ni hemos estado en Haro ni somos vendedores ambulantes”. 

Otra cuestión de interés que revela El País es que Silvia Quemada tuvo la mala suerte de asumir el cargo como gerente del Hospital General Tomelloso el mismo día en el que el municipio registró el primer positivo por coronavirus: el 4 de marzo. Una de las reivindicaciones del Gobierno municipal que preside Inmaculada Jiménez ha sido instalar una unidad de cuidados intensivos (UCI). Y atención a lo que cuenta el periodista a continuación: "Quemada asegura que `en ningún momento hizo falta una´ [UCI]. Algo muy similar dice una hoja pegada en una pizarra detrás de ella: `Lo importante es trabajar en red. No una UCI´. Cuando se le pregunta sobre eso, ella ríe nerviosa y explica que es una `cosa del Gobierno´, mientras coge la hoja y la coloca sobre su escritorio boca abajo".

El consejero de Sanidad del Ejecutivo regional (PSOE), Jesús Fernández, le cuenta al periodista por teléfono que la respuesta de Castilla-La Mancha se concentró en una red entre hospitales (traslados entre unos y otros), por lo que la instalación de una UCI en Tomelloso no está en los planes por el momento. Miren Elices, jefa de Medicina Interna en el hospital, piensa lo contrario y explica que una de las cosas más difíciles fue tener que esperar a que otros centros de la zona tuviesen una cama de UCI libre: “Los traslados han sido duros”.

También explica el diario de Prisa cómo se produjo un cambio brusco en la localidad tras el fin de semana del 7 de marzo, en el que se concentró la feria de productos o el mercadillo, en un lugar próximo a la residencia de ancianos Fundación Elder, muchos de cuyos residentes asistieron a estos eventos. Al menos 65 personas de este centro de mayores morirían posteriormente. El 18 de marzo la Junta tomó el control.

Y un último dato que sobrecoge: Menos del 2% de Castilla-La Mancha -la comunidad con mayor tasa de muertes por covid, dice El País:19 por cada 10.000 habitantes, un 14,2- vive en Tomelloso. Sin embargo, la ciudad concentra el 6% de todos los fallecidos. 

Compartir
Update CMP