18 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
La Pregunta

La Pregunta

EDCM

¿Qué perro de presa periodístico ha pedido el cese de un cargo de la región con mucho poder?

27253_FelixSanzRoldan2017OtraInt00.jpg
El conquense Félix Sanz Roldán

“Urge el cese del director de CNI”. Así ha titulado Marcelo esta semana una de sus columnas habituales en el diario digital República, en la que urge al gobierno, a destituir al conquense Félix Sanz Roldán como director del Centro Nacional de Inteligencia debido a los errores cometidos en relación con el desafío independentista catalán, entre ellos el no haber descubierto el escondite de las urnas del falso referéndum o el haber dejado escapar a Bélgica a Carles Puigdemont y varios de sus consejeros sin que el fiscal general haya ppodido hacer nada para detenerlos.

Marcelo, el nombre del perro jack rusell que usa como seudónimo el director de República, Pablo Sebastián, se muestra muy crítico con el Gobierno de Mariano Rajoy, del que dice que “ha dado muestras de absoluta incapacidad -frente a unos golpistas ‘de provincias’- por lo que cabría esperar el cese fulminante o la dimisión del director del CNI, el general Sanz Roldán”.

Recuerda el columnista canino que ya se sabía que Puigdemot podría abandonar España después de que un ministro belga hablara de la posible petición de asilo y de que Oriol Junqueras publicara un artículo diciendo que ocurrirían cosas importantes “difíciles de entender”. El propio Marcelo había advertido el domingo de que Junqueras y Puigdemont preparaban una fuga al extranjero. Y además recuerda cuando el sábado Puigdemont, sólo horas después de proclamar la independencia, “se paseaba por los bares de Gerona para hacerse ver y despistar a todos desde una ciudad próxima a la frontera desde donde al anochecer se inició la fuga hacia Marsella y desde ahí a Bruselas”.

Opina que si el Gobierno conocía la fuga de Puigdemont de antemano “en ese caso sorprende que la Fiscalía no hubiera presentado con anterioridad su querella contra Puigdemont y su Gobierno por los delitos de desobediencia, malversación, prevaricación y sedición que ya eran flagrantes antes de la declaración de independencia”.

Entiende asimismo Marcelo que “el tiempo ha demostrado que Rajoy (y Pedro Sánchez) se equivocaron de manera estrepitosa al no querer aplicar el artículo 155 de la Constitución el mismo día 7 de septiembre en el que el Parlament aprobó de manera ilegal la Ley de Transitoriedad para romper con España y declarar la independencia”.

Y concluye la columna diciendo que “aunque la fuga de Puigdemont a Bruselas acabe mal, como esperamos, que así sea -porque España es un país democrático y no cabe sobre ello otra interpretación en Bélgica u otro país del mundo- este episodio ha vuelto a empañar la imagen de España cuando parecía que regresaba, con el tardío pero eficaz artículo 155, la normalidad democrática y la vuelta a la legalidad”.

COMPARTIR: