La Pregunta

La Pregunta


EDCM

¿Qué dos jóvenes castellano-manchegos están revolucionando en EEUU el mundo de la biotecnología?

David Medina, cofundador de SynCell Biotechnology David Medina, cofundador de SynCell Biotechnology

SynCell Biotechnology Inc. es una empresa emergente que se ha constituido legalmente este lunes en Estados Unidos y que reúne a un grupo internacional de investigadores de alto nivel del que forman parte dos jóvenes castellano-manchegos. Según algunos, posiblemente esté en manos de esta empresa uno de los mayores avances de biotecnología del siglo XXI. O sea, palabras mayores.

El equipo lo componen dos castellano-manchegos -David Medina y Alfredo Cabañero (en la imagen de la izquierda)-, un catalán, y un chino.  Además hay dos norteamericanos, jefes de Departamento de la Universidad. La empresa tiene su sede en Boston, Massachusetts. 

SynCell Biotechnology Inc es una corporación que "sueña con un futuro donde la resistencia a los antibióticos sea solo una mala pesadilla para la humanidad". Así se definen en la web oficial, donde cuentan que su objetivo es "llevar al mercado nanomateriales producidos por bacterias como agentes biomédicos potenciales para combatir algunas de las preocupaciones de salud más inquietantes, incluyendo infecciones bacterianas y control del cáncer, entre otras".

A diferencia de muchas otras compañías de biotecnología, SynCell quiere combatir las infecciones bacterianas prescindiendo del uso de antibióticos, y empleando una solución que viene del problema: las bacterias.

Detrás de la afirmación "las bacterias evolucionan, pero los antibióticos no", el núcleo de SynCell se basó en la idea de utilizar las bacterias como una solución en lugar de buscar nuevos antibióticos que solo ayudan a aumentar los casos de RAM (resistencia antimicrobiana).

Por lo tanto, SynCell utiliza bacterias patógenas (las que causan la enfermedad) como biofábrica para la producción de nanomateriales (materiales con tamaños inferiores a 100 nanómetros) que se utilizarán como agentes antimicrobianos eficaces, respetuosos con el medio ambiente, rentables y ajustables.

El método fue definido como un "Caballo de Troya Nanométrico (NTH)" por David Medina, uno de los fundadores de la compañía, y permite usar la bacteria a la que desea apuntar para producir un arma a nanoescala que induzca la muerte de esa misma bacteria después del tratamiento.

Ahora, con una empresa recién creada, el equipo está listo para comenzar a buscar oportunidades de financiación e investigación para validar su tecnología.

 

La misión de SynCell Biotechnology, Inc. es desbloquear el potencial de las bacterias y la nanotecnología verde en la creación de nanomateriales con aplicaciones biomédicas en la lucha contra algunos de los problemas de salud más preocupantes.

 

David Medina Cruz y Alfredo Cabañero Muñoz son cofundadores de SynCell Biotechnology. El primero es de Puebla del Príncipe y el segundo de Puertollano, ambas localidades de Ciudad Real. Los dos se formaron en la Universidad de Castilla-la Mancha y hoy forman parte de la avanzadilla investigadora y emprendedora con más proyección de futuro en el mundo.

 

Compartir
Update CMP