La Pregunta

La Pregunta

EDCM

¿Por qué es difícil ser la novia ciudadrealeña del actor más cotizado del cine porno?

Vero, la "primera dama poller" y Ángel (Jordi, el Niño Polla) en su último vídeo en YouTube

Ángel Mejías, o lo que es lo mismo, Jordi El Niño Polla (24 años), el actor porno español más buscado y cotizado del mundo, mantiene una relación desde hace años con Verónica (24), una joven que como él es de Ciudad Real. "La primera dama poller" (como la denomina el propio Jordi) ha vuelto a compartir con los seguidores de su pareja un poco más de su relación y relata en un vídeo los problemas y los beneficios de este noviazgo. No es el primer vídeo en el que aparece junto a su novio, que es ya un consumado youtuber, con más de tres millones de suscriptores.

El vídeo lo ha publicado Jordi en su canal este 20 de enero y dura 12 minutos. En dos días ha logrado ya más de 700.000 visualizaciones. Las imágenes, en las que Verónica aparece en principio algo nerviosa se grabaron en el domicilio madrileño que ambos comparten. Tal como ha recogido El Español, el periódico nacional más fans de Jordi, la pregunta más habitual a la joven suele ser si ella tiene celos del trabajo de su novio: "Los primeros meses no sentía nada, porque nos estábamos conociendo y no era una cosa que naciese de mi (los celos). Yo nunca he sido celosa".

Después las cosas han cambiado. "Cuando me enseñaba algún vídeo, un trailer o alguna cosa, empezaba a meterme, y pensaba que a lo mejor había alguna chica o actriz que le dijera algo después, cualquier cosa por las redes sociales", explicaba la estudiante. "En aquella época me picaba bastante". "Luego ves la forma de trabajar que tienen, la profesionalidad, y es la leche. Hay una confianza grandísima", a lo que añade que se lo ha tomado mejor de lo que pensaba: "Me he sorprendido a mí misma".

Otro aspecto sobre el que preguntaban muchos fans de Jordi es cómo encaró la familia el hecho de que tuviera una relación con una estrella porno. "En general, en mi familia hubo opiniones de todas las clases y colores. Por ejemplo, mi padre, cuando se enteró, se lo tomó un poco a regañadientes", explicó. La reacción de su madre no fue muy diferente. "Pensaba que mi situación con él iba a ser difícil, que tuviera cuidado. Luego, con el tiempo, se fue tranquilizando. Siempre me pregunta por él, qué tal estamos", aseguró.

A pesar de las peculiaridades de la relación, el día a día de la pareja es de lo más normal. "Nuestra convivencia es muy buena",asegura Vero.

El actor puede estar varias semanas alejado de casa por compromisos laboral, y eso Vero no lo lleva bien. "Me he criado en una familia con muchos miembros en mi familia, y siempre he tenido esa cosa de que me gusta estar con gente en mi casa, que haya alegría... Si no está él me da un poco bajón. Se te cae la casa encima, y esos días que no puedes estar tan en contacto con él, no lo llevo bien. Pero tampoco es el fin del mundo", explica.

COMPARTIR: