16 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
La Pregunta

La Pregunta

EDCM

¿Por qué ha abandonado CSIF uno de sus mejores cargos en la región?

“Tras casi 15 años de servicio a los empleados públicos, representando a CSIF Castilla La Mancha, primero como delegado y después como Presidente de la Junta de Personal de los SSCC de la JCCM, así como a través de la Presidencia del Sector de AGCA CSIF en Castilla La Mancha, cargo para el que fui reelegido en el último congreso regional del sector en junio del 2016, tengo que comunicar que en el día de hoy he presentado mi dimisión irrevocable al presidente autonómico de CSIF en Castilla La Mancha y al Vicepresidente Nacional, así como la baja definitiva de CSIF”. De esta forma tan contundente y clara ha dado portazo al sindicato mayoritario de los funcionarios de Castilla-La Mancha uno de sus cargos más representativos, Roberto Rincón, tal como ayer informó EL DIGITAL CLM.

Rincón ha explicado a través de una nota informativa, que “motivos ajenos” a su actividad sindical, “que no imaginaba que fueran a afectar de manera tan directa”, le han “obligado” a tomar esta dolorosa decisión, a la vez que “inevitable”. Mucho mar de fondo debe haber en el asunto para que alguien tan comprometido con su trabajo sindical, y más concretamente con las siglas a la que representaba, haya tomado la drástica decisión de abandonar el cargo y la organización. Es un claro síntoma de problemas internos que por el momento se ha resistido a contar pero que tendría que ver con su mala relación con la actual directiva regional del sindicato, y más concretamente con su presidente, Julio Retamosa. Rincón promete en el comunicado que “en su momento” dará “cumplida información” de lo ocurrido. Con lo que sabe de las interioridades de CSIF en la región y con los datos derivados de su propia situación en estos últimos meses, cabe pensar que sus revelaciones futuras pueden ser de gran interés informativo.

Roberto Rincón es un reputado sindicalista que se ha entregado en cuerpo y alma a la defensa de los intereses del funcionariado de la Junta de Comunidades desde su cargo como presidente de la Junta de Personal, cargo que ejerció durante ocho años consecutivos en los que fue molesto para todos los gobernantes. Su característica esencial es que nunca ha dejado de decir lo que pensaba y que ha dado la cara en todo momento ante el sindicato, ante los trabajadores y ante los medios de comunicación. Sus comunicados siempre llamaron la atención por la fuerza de sus contenidos y por la forma de expresarlos, siempre buscando lo mejor para aquellos a los que representaba. CSIF ha perdido a uno de sus grandes valores en la región. Las razones se intuyen, pero el propio Rincón será el que las desvele cuando corresponda.

COMPARTIR: