16 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
La Pregunta

La Pregunta

EDCM

¿Qué reconocimiento político se le ha hecho al famoso escritor toledano Marcial Lafuente Estefanía?

Marcial Lafuente Estefanía en una imagen de la entrevista de Blanco y Negro en 1978

En un magnífico artículo de Israel Viana publicado este miércoles en ABC, se desvela con numerosos testimonios y documentos el lado más desconocido de un escritor toledano del que a pesar de ser el más leído de su tiempo apenas se conocían datos de su biografía. Nos referimos a Marcial Lafuente Estefanía, el popular autor de más de 2.000 novelas del oeste de las que la editorial Bruguera vendió millones de ejemplares en España y en otras partes del mundo. Pero eso vendría después de su participación en la guerra civil en el bando republicano y de ser condenado a muerte por el franquismo tras la contienda.

En marzo de 1978, «Blanco y Negro» publicaba una larga entrevista con Marcial Lafuente Estefanía (Toledo, 1903-Madrid, 1981) cuyo título era muy gráfico: "Escritor famoso, hombre desconocido". El suplemento de ABC le dedicó nada menos que cuatro páginas al novelista, tal como recuerda el periódico madrileño. En una de las últimas preguntas, sin dar muchos detalles, comentaba: "Yo he pasado mucho miedo, el miedo que puede pasar un hombre al que le dicen a las 19.00 horas que lo van a fusilar a las 23.00. En aquellos momentos llamé a una hermana que me preguntó si llevaba el escapulario de la Virgen del Carmen, y me recomendó que, ya que había luchado como un mal español, muriera como un buen cristiano". 

Ahora, 75 años después de su debut como escritor con "La mascota de la pradera" (Ediciones Maisal), ABC saca a la luz una serie de testimonios que demuestran que, durante la Guerra Civil, Lafuente Estefanía se jugó la vida para evitar que, desde las filas de su propio bando, el republicano, se asesinara a decenas de presos y amenazados. Por algo fue apodado "el ángel rojo de Chamartín".

El concejal del PP del ayuntamiento de Madrid Pedro Corral, investigador de la Guerra Civil, es el responsable del hallazgo de los documentos oficiales que demuestran «la labor humanitaria del novelista a favor de las personas perseguidas en Madrid entre 1936 y 1939». A raíz de ello, tal como informa ABC, su partido presentó este martes, en el pleno de la Junta Municipal de Chamartín, una propuesta para colocar en su casa una placa en recuerdo de Lafuente Estefanía que recibió los votos a favor de todas las formaciones en el pleno municipal. 

Marcial Antonio Lafuente Estefanía, don Antonio, como le conocían sus amigos de Arenas de San Pedro (Ávila), se jugó la vida durante la guerra, en la que llegó a ser general de artillería del ejército republicano, para salvar a muchas personas del bando nacional. Acabada la guerra fue condenado a muerte pero se le conmutó la pena gracias a los testimonios a su favor de alcaldes toledanos como el de Navahermosa o el de Los Yébenes, "o de un tal Lucas Manzano, a quien el literato nombró su conductor y escondió en propia su casa, `como a un hijo´, al saber que estaba amenazado".

Al poco de salir de la cárcel se instaló con su familia en Arenas de San Pedro, donde produjo la mayor parte de su obra literaria. Allí tuvo buenos amigos de Toledo y Talavera que aún guardan un gran recuerdo de él. Don Antonio nunca se olvidó de su Toledo natal.

Recomendamos la lectura completa del artículo de ABC: Marcial Lafuente Estefanía: un «ángel rojo» en Chamartín contra las checas republicanas

COMPARTIR: