La Pregunta

La Pregunta


EDCM

¿Qué se le está poniendo cuesta arriba a la alcaldesa de Puertollano?

La crisis sanitaria que sufrimos está dando lugar a situaciones inesperadas que alteran la vida de calles, barrios y pueblos enteros. Es el caso de Puertollano (Ciudad Real), donde la alcaldesa, Isabel Rodríguez, se ha encontrado con un grave problema que enfrenta a los ciudadanos y que ha puesto en pie de guerra a la Policía Local contra ella y su equipo de gobierno. 

El conflicto viene de lejos pero se ha acentuado visiblemente con la pandemia del coronavirus y las medidas para prevenirlo. Los vecinos de la calle Alameda, centro de bares y terrazas, están más que hartos de la situación por el peligro que supone la aglomeración habitual de gente en la calle sin que en muchos casos se respeten las medidas establecidas para evitar el contagio del Covid-19. La situación ha llegado a tal punto que los vecinos han enviado un escrito mostrando su indignación y alertando del peligro que estas concentraciones masivas en las terrazas suponen para ellos y sus familias. Además denuncian que se fomente esta actividad ya que al parecer hay intenciones de autorizar un nuevo bar y terraza frente a los que ya existen. 

Los vecinos no están dispuestos a seguir poniendo en peligro la salud de sus hijos ni la suya propia para que la Calle Alameda "se convierta en el nuevo epicentro de botellón de la ciudad". Afirman que no tienen nada contra el sector hostelero, "pero haremos todo lo que esté a nuestro alcance para que no sigan abriendo más locales de hostelería en esta calle; estas situaciones deberían controlarse más rigurosamente por parte del poder público correspondiente y el Ayuntamiento, especialmente, debería velar por la salud y seguridad de todos sus vecinos".

Estos hecho han sido recogido también por el Sindicato de Policía Local de Castilla-La Mancha en un escrito en el que expresan que esta situación "provoca risas y pena y pone de relieve, de nuevo, el descontrol y la incapacidad municipal". En un escrito previo, la sección de Puertollano de este mismo sindicato ponía de relieve la "incapacidad municipal" como culpable de las aglomeraciones registradas en la calle Alameda.

Frente a lo declarado por el portavoz del equipo de gobierno, Adolfo Muñiz, que dice que se trata de situaciones puntuales, el sindicato policial opone la consideración de los vecinos cuando afirman que se trata de algo habitual: "Esta pantomima puede provocar risas, pero a los funcionarios de policía local que durante la alerta sanitaria no eludió sus responsabilidades, no dio un problema y tuvo un comportamiento intachable, no nos lo parece, menos gracia aun le podría producir a los vecinos de la calle Alameda".

Por todo ello, el SPL-CLM dice que lo del Gobierno municipal "es un despropósito continuo y se gobierna improvisadamente ya que a consecuencia de una denuncia ciudadana es cuando se “reforzará la vigilancia”.

En manos del ayuntamiento está resolver este problema en el que tiene que conjugar los intereses de los hosteleros y sus clientes con el derecho de los vecinos a vivir con tranquilidad y sin estar expuestos al coronavirus cada vez que salen a la calle en la que residen. Y además está el conflicto de la Policía Local, sus reivindicaciones y el enfoque que están dando al problema de la calle Alameda. Difícil papeleta para la alcaldesa.

Compartir
Update CMP