La antigüedad del parque elevará las averías este verano

El RACE prevé que el número de averías en las carreteras españolas se incremente un 5% debido a la elevada edad de los coches. Mapfre añade que el 50% se deberá a un fallo de la batería.

Según el Real Automóvil Club de España, el número de averías en las carreteras españolas se incrementará un 5% durante este verano en comparación a los meses estivales del ejercicio precedente, cuando se produjeron 82.000 incidentes. La falta de mantenimiento, el constante aumento de la edad media del parque automovilístico y la falta de inversión en infraestructuras son principales motivos de la existencia de averías y del crecimiento de la necesidad de asistencias.

En la línea con todo el histórico de años del Barómetro de Averías del RACE, se prevé que las baterías vuelvan a ocupar el primer puesto en cuanto a necesidades de asistencia, por delante de los problemas con los neumáticos, los derivados del motor y los accidentes de tráfico.

El RACE ha puesto en marcha su dispositivo especial para las vacaciones de verano, con una cobertura global basada en un incremento del 50% en el número de personas en el centro de asistencia, además de la red de proveedores de servicios, que suma más de 2.000 vehículos.



El 53% de los partes que los clientes dan a su aseguradora de automóviles durante los meses de verano está vinculado con averías relacionadas con la batería del coche, ya sea por estar descargada o que haya que cambiarla, de acuerdo también con los datos de la cartera de Mapfre analizados por la propia aseguradora. 

El 45% de las asistencias por accidente se concentra entre junio y septiembre, y en la época estival se demanda también el 35% de las asistencias en carretera como consecuencia de una avería en el vehículo. Del total de las averías que se producen durante este periodo, el 26% está causado por percances en el motor y el 8,4% por fallos en la instalación eléctrica del vehículo. Las averías en los sistemas de transmisión y de alimentación suponen el 3,8% y el 2,9%, respectivamente, y los pinchazos y reventones o robos representan solo el 2,3% del total de llamadas al seguro.

COMPARTIR: