Emprendedor.es

El periódico de economía de Castilla-La Mancha


BOE Info concurso

Colau deja de apoyar la movilidad eléctrica

El ayuntamiento de la ciudad condal deja de ofrecer el servicio gratuito de recarga y demuestra una vez más su afán recaudatorio. Hay más de 5.000 usuarios afectados que pagarán de media 0,35€/kw.

Una vez más la incongruencia de los gobernantes populistas con sus hechos deja mudas sus promesas. Promover el uso del coche eléctrico y terminar con la contaminación en la ciudad condal ha dejado de ser prioritario y recargar las baterías de un vehículo eléctrico a través de la plataforma Endolla Barcelona no será más un servicio gratuito. El Ayuntamiento de Ada Colau ha decidido cambiar de opinión en su política de movilidad eléctrica nada más comenzar el año y comienza a cobrar a los usuarios de coches eléctricos por utilizar la red de carga municipal de la ciudad.

La medida, calificada de afán recaudatorio por algunas administraciones y grupos políticos, afectará a más de 5.000 usuarios que a día de hoy están registrados en la plataforma. En la actualidad, la infraestructura de recarga eléctrica del ayuntamiento de Barcelona dispone de 512 puntos de carga, 25 de ellos de carga rápida. Estos postes están repartidos en aparcamientos subterráneos gestionados por los servicios municipales y en la vía pública.

Tras finalizar la gratuidad de los puntos de recarga, situación que se produce hoy mismo 18 de enero de 2021, las únicas ventajas de las que se podrán beneficiar los propietarios de vehículos eléctricos en Barcelona serán la exención del pago en las zonas azules de estacionamiento y rebaja en las zonas verdes si no se es residente. A partir de ahora, el coste por utilizar la infraestructura municipal de cargadores puede variar en función de si se está suscrito o no a una de las cinco modalidades que la plataforma ofrece a sus usuarios.

Además, la lista de precios también está relacionada con el tipo de vehículo conectado, el tipo de usuario (particular o profesional), la franja horaria y la ubicación del punto de carga. Así pues, las tarifas oscilan entre 0,22 euros y 0,49 euros por kWh. Y siempre será necesario realizar una carga mínima. La recarga de un coche híbrido medio puede costar alrededor de seis euros y la de un eléctrico, unos 25 euros

Compartir