20 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

Peugeot adjudica la fabricación del nuevo 2008 a Vigo

La fábrica gallega del Grupo PSA producirá en exclusiva para toda Europa el nuevo SUV urbano, que tendrá una variante 100% eléctrica. La empresa culminará una inversión de 640 millones hasta 2020 para este hito.

El nuevo modelo, que llegará al mercado a finales de año y tendrá tres variantes mecánicas, va a suponer que la fábrica de Vigo del Grupo PSA llegue pronto a su cota de máxima producción, trabajando a pleno rendimiento. El SUV 2008 comenzará a producirse en serie el próximo mes de octubre. Sumado a las furgonetas K-9 (Citroën Berlingo, Peugeot Partner y Opel Combo), que empezaron a ensamblarse ya el año pasado a los modelos ya consolidados, de la fábrica viguesa saldrán el año que viene unos 500.000 vehículos al año.

La previsión es alcanzar una producción de 640 unidades al día. En función de la demanda, la fábrica podría llegar a su máxima capacidad de producción en el primer cuatrimestre de 2020 en opinión del director de la planta, Ignacio Bueno. Para lograr que la factoría viguesa vuelva a producir a este nivel ha sido necesaria una inversión de 640 millones de euros durante los últimos cinco años.

El Peugeot 2008 traerá además una facturación de 450 millones de euros para los proveedores gallegos. Al acto de presentación del todocamino asistieron ayer el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el conselleiro de Economía, Francisco Conde. El presidente del Gobierno gallego agradeció la confianza del Grupo PSA en el centro de producción vigués y en la industria de componentes de Galicia. «El futuro de la automoción se escribe en Vigo, en Galicia», proclamó. Feijóo valoró la apuesta de la planta por la innovación, incluso en un escenario «complejo» como el de los últimos años, con las dudas sobre la fiscalidad a los vehículos diesel. Esta apuesta «trae progreso, empleo y facturación», remarcó el presidente autonómico.

Feijóo recordó que, a los encargos para la industria de componentes gallega para el todocamino, hay que sumar también los que están acarreando las nuevas furgonetas K-9. Son otros 650 millones más de facturación. Hizo también hincapié en la importancia del sector de la automoción en la economía de Galicia, que factura más de 8.000 millones de euros al año, y supone el 13% del empleo industrial. Finalmente, Feijóo proclamó su satisfacción por el nivel de compromiso de PSA con Galicia y pidió a Ignacio Bueno que transmita al presidente del Grupo, Carlos Tavares, el mensaje de que «en Galicia se valora a quien cumple con los gallegos».

Pero el Grupo PSA no solo está apostando por Galicia, sino por España entera, para la fabricación de sus vehículos eléctricos, ya que el Peugeot e-2008 es el segundo turismo 100% eléctrico del mercado que se fabrica en España, después del nuevo Opel Corsa 100% eléctrico, que se producirá en la planta de Figueruelas, Zaragoza. 

COMPARTIR: