21 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

Kia e-Soul, toda una declaración de intenciones

La tercera generación del crossover coreano sólo va a llegar a Europa en versión 100% eléctrica, con la misma base que el Niro EV pero con un concepto que casa a la perfección con el concepto que representan.

Este movimiento coloca a Kia en una posición única en el mercado, ya que es la primera marca generalista con dos crossovers eléctricos en su gama. Conjuntamente Kia España confía en vender 300 coches este año, y ambos comparten base técnica, que les otorgan dos opciones de potencia y de autonomía. La primera es la estándar, y con una batería de 39,2 kWh y un motor de 136CV consigue una autonomía para 276 kilómetros. La segunda opción, la long range: monta una batería de 64Kwh, un motor de 204CV y consigue 452 kilómetros de autonomía. 

En pruebas realizadas en Corea por la marca, el e-Soul ha llegado a cubrir 616 kilómetros en ciclo urbano, aunque no son datos oficiales. Respecto a las prestaciones, que afectan además directamente al agrado de conducción del coche, y que por cierto es elevadísimo, el modelo más potente y capaz roza los 170Km/h de velocidad máxima y consigue una aceleración de 0 a 100 en 7,9 segundos. El modelo pequeño pierde 10Km/h y 1 segundo de aceleración. El adelantamiento típico, de 80 a 120Km/h lo consigue en menos de 5 segundos (7,3 el pequeño), lo que da fe de un más que notable dinamismo. Y lo mejor es “como” corre.

 

El Kia e-Soul dispone, al igual que su hermano el Niro EV, de cuatro modos de conducción: Normal, Sport, Eco y Eco+, que influyen sobre los ajustes de la dirección y la respuesta del acelerador, y gracias a la capacidad de retención del conjunto motor se puede practicar una conducción one pedal, en la que no se hace necesario apenas tocar el freno ya que con las levas en el volante se pueden activar hasta cinco niveles de frenada regenerativa y llegar a frenar el coche por completo. Además, recarga la batería y ayuda a mejorar la eficiencia global del coche, que se sitúa en el entorno de 15,5Kwh. 

Respecto a los tiempos de carga, en un wall box de pared doméstico de 7,2Kw se tardan seis horas y 10 minutos en recargar el Kia e-Soul, mientras que en un cargador rápido público de 100 kW se consigue hasta el 80% en apenas 40 minutos. Las baterías del e-Soul van refrigeradas por agua y por tanto son más efectivas en todo el proceso. Se han colocado en la parte baja del vehículo, entre los ejes, y además de mejorar el reparto de pesos y bajar el centro de gravedad, no interfieren en la habitabilidad.

 

La carrocería del e-Soul tiene una estética que no deja indiferente, y o bien enamora o genera un rechazo inmediato. A nosotros nos encanta, y sus formas cuadradas le permiten una habitabilidad interior soberbia para sus cotas. Ahora mide casi 4,2m, pues ha crecido 5cm, y gracias a su 1,8m de ancho se siente muy amplio. El maletero, aunque ha ganado 35 litros de capacidad, sigue siendo escaso con 315 disponibles, pero no podemos olvidar que hablamos de un modelo del segmento B.

El e-Soul estrena el sistema telemático UVO Connect, que ofrece información en tiempo real sobre el tráfico, la previsión meteorológica, puntos de interés, lugares de estacionamiento y sobre puntos de carga. Esto es clave ya que nos dirá su localización, disponibilidad y compatibilidad. Vinculada a este dispositivo, la UVO App permite al usuario comprobar el estado de carga de la batería de forma remota, detenerla o reiniciarla con el fin de beneficiarse de tarifas concretas.

La gama e-soul arranca en los 36.225 euros del modelo con batería pequeña en acabado Concept y llega a los 44.725 euros del más capaz y equipado, pero a igualdad de equipamiento la diferencia entre uno y otro es de 3.500 euros, con lo que poco sentido tiene quedarse con el “pequeño”.

COMPARTIR: