La llegada del nuevo Macan aumentará otro 15% las ventas de Porsche

La segunda generación del modelo más vendido de su gama llegó a finales de 2018 y supondrá el 35% de los pedidos de todos los clientes que se decidan por un Porsche. Ya tiene más de 600 reservas hechas.

El Macan supuso la consolidación de la apuesta SUV para Porsche. Si cuando lanzó el Cayenne los puristas dijeron que aquello era un sacrilegio que iba a acabar con la marca, la realidad les dio una bofetada en la cara en forma de salvación de la firma. La llegada del modelo pequeño en 2014 permitió ampliar el espectro de clientes que tomaban la decisión de plantearse la compra de un Porsche, y no en vano el 75% de las 350.000 unidades vendidas desde entonces de este modelo han sido de conquista.

Con esta segunda generación, que en realidad es más bien una actualización de la previa, el modelo incorpora tecnologías que resultan necesarias para competir en un segmento cada vez más disputado, pero entre ellas no estará la hibridación, ya que de momento esa tecnología no es compatible con la plataforma que usa para lamento de los usuarios, pues esta combinación supone el 70% de las ventas del Panamera. A nivel mecánico el Macan sólo estará disponible con mecánicas gasolina después del anuncio de Porsche de dejar de vender coches diésel, y ningún modelo lucirá etiquetas ECO.

 

Con ello y con todo, el nuevo Macan ya tiene 600 pedidos en firme y Porsche Ibérica espera vender el doble de esa cantidad este año, una cifra que no crece frente al año pasado pero que permitirá llevar las ventas globales en la península más allá de las 3.430 unidades con un crecimiento del 15% sobre el ya fenomenal 2018, un año que ha sido “histórico” para la filial. Otras 1.170 unidades las aportará el Porsche Cayenne, unas 500 el Panamera con sus dos carrocerías, otras 400 el 911 recientemente renovado a su versión 992 y el resto el 718 en sus variantes Cayman y Boxster.

Siendo apenas 20cm más corto que el Cayenne, la experiencia de conducción del Macan es mucho más dinámica

En 2014 Porsche Ibérica vendió 722 unidades del Macan, 1.020 en 2015, 1.035 en 2016 y 1.214 en 2017. Ahora, la versión de entrada es la 2.0 de gasolina con cuatro cilindros en línea, turbo y 245 caballos de potencia y el precio de partida es de 66.498 euros, más barato de lo que era el diésel y con un mayor equipamiento de serie que incluye las luces Led con iluminación diurna de cuatro puntos, el sistema de info entretenimiento Porsche Communication Management (PCM) con pantalla más grande (de 10,9 pulgadas) y navegación online, y la tracción inteligente Porsche Traction Management (PTM).

 

Otra mejora significativa es la adopción de nuevos asistentes a la conducción, que se ofrecen opcionalmente. Es el caso de las luces dinámicas (PDL Plus), el asistente de aparcamiento con cámara surround view, los asistentes de mantenimiento y de cambio de carril, así como el de tráfico con control de crucero adaptativo. En el interior también se han introducido cambios: el volante deportivo GT multifunción (opcionalmente puede ser calefactable, así como el parabrisas delantero), los nuevos sistemas de ventilación y un ionizador de aire.

Muy interesante y atractiva resulta una edición exclusiva de lanzamiento sobre este modelo de acceso ideada por Porsche Ibérica y limitada a 200 unidades y que se llama “Spirit”. El concepto de esta nueva serie especial lo ha tomado del Porsche 924S Spirit de 1988 (del que solo hubo 30 unidades) y como éste, será un modelo exclusivo para España y Portugal. Como el 924S Spirit solo se puede elegir en blanco o negro, y su precio es de 74.911 euros e incluye un equipamiento extra con 6.500 euros de ahorro.

 

Es el caso del techo panorámico, los faldones laterales y los retrovisores exteriores antideslumbrantes SportDesign o las llantas Macan Turbo de 20 pulgadas pintadas en negro, la misma tonalidad que encontramos en los raíles de techo, en el faldón trasero, en las salidas de escape deportivas y en las ópticas de Led tintados. En el interior las mejoras se centran en las alfombrillas, el paquete de iluminación Confort, las esferas del cuadro de instrumentos y los cinturones de seguridad en Rojo Garnet y las cortinillas para las ventanas traseras.

Por encima sigue el Macan S, que estará disponible desde marzo, con su V6 de 354CV, su tacto exquisito, un sonido embriagador y todo el ADN Porsche en su conducción. El precio arranca en los 75.421 euros, pero como apuntaba José Antonio Ruiz Escudero, Director de Comunicación de la marca, la media de equipamiento extra en un Porsche supone un desembolso añadido de unos 17.000 euros, y es muy raro encontrar dos unidades con la misma configuración.  

COMPARTIR: