El Corolla estrena la doble opción híbrida en Toyota

El Corolla estrena la doble opción híbrida en Toyota
Motor Lobby - B.Fadón
El nuevo compacto de la marca japonesa es un modelo clave en su estrategia comercial. Es el primero en ofrecer la opción de dos variantes híbridas y tres carrocerías.

El Toyota Corolla es un coche con alma, un modelo con espíritu propio marcado en esta undécima generación por la hibridación, que será la única opción mecánica disponible en nuestro mercado. Es un compacto que nació en 1966 y del que la marca lleva vendidas más de 45 millones de unidades en todo el mundo. Es un producto que cuidan al detalle porque saben que, a pesar de la fiebre SUV, sigue siendo clave para intentar recuperar su posición como primer fabricante mundial de automóviles.

En nuestro mercado, con este coche, Toyota aspira a hacerse con una cuota en el segmento compacto del 8,5%, una cifra ambiciosa pero perfectamente alcanzable gracias a las 3 carrocerías y 2 mecánicas que ofrecen. El año pasado, cuando todavía era Auris (gracias Toyota por recuperar la denominación Corolla), la marca vendió 17.000 unidades, y ahora aspiran a vender 18.500, una cifra nada descabellada que están convencidos van a sobrepasar.

El Corolla es el primer Toyota en ofrecer la opción de dos motores híbridos: el 1.8 de 122CV y el nuevo 2.0 Dynamic Force de 180CV (éste último solo se puede adquirir con la carrocería de cinco puertas y la familiar). En ambos casos tienen la pegatina medioambiental ECO de la DGT. El 1.8 está destinado a los conductores que busquen el ahorro de combustible (supondrá el 70% de las ventas), mientras que el 2.0 está dirigido a los que quieran una conducción más dinámica (el 30% restante de las matriculaciones).

Ambos emplean la plataforma GA-C derivada de la Nueva Arquitectura Global de Toyota TNGA, pero la versión “pequeña”, de 122CV, cuenta con un renovado sistema de propulsión en el que ahora la batería es de ion-litio y por tanto más compacta y 16kg más ligera. Sustituye al de 136 CV con batería de níquel-hidruro, y se presenta con una capacidad de 1,31 kWh. El 1.8 mejorado supone la cuarta generación de este sistema que Toyota lleva desarrollando 25 años, y consume en las variantes de 5 puertas y familiar 3,3 l/100 km.

El 2.0 de 180 CV monta sin embargo la batería de hidruro de níquel, la antigua digamos, ya que aquí el lastre de peso tiene menor relevancia. Cuenta con un sistema renovado Dual VVT-i con reglaje variable inteligente de válvulas, que se controla mediante un motor eléctrico en lugar de la presión al aceite, lo que incrementa la potencia y la eficiencia del combustible, al tiempo que reduce las emisiones.

El consumo que ha homologado la marca es de 3,7 l/100 km tanto en la carrocería compacta como en la familiar, en las que las respectivas aceleraciones de 0 a 100 km/h son de 7,9 y 8,1 segundos. Como en el 1.8 también se ha reducido el tamaño del transeje, de la unidad de control de potencia, del motor eléctrico y de la batería híbrida.

Las carrocerías cinco puertas y familiar están a la venta en los niveles de equipamiento: Business Plus, Active, Active Tech, Feel!, Advance y Advance Luxury. Los tres primeros son para la motorización de 122 CV, los dos últimos para la más potente y la intermedia Feel! para ambos motores. En el caso del Corolla hybrid Sedan no está disponible el acabado Advance Luxury.

De serie en todos es el Toyota Safety Sense 2.0, que incluye el sistema de seguridad de precolisión con detección de ciclistas de día y peatones (también de noche), el control de crucero adaptativo con función de parada y arranque automático, el avisador de cambio involuntario de carril, el reconocimiento de señales de tráfico y el control inteligente de luces de carretera. También forma parte del equipamiento estándar la llamada de emergencia automática en caso de accidente, denominada e-call.

Las terminaciones más altas también incluyen de fábrica el sistema de mantenimiento de trayectoria, el detector de objetos en el ángulo muerto y el avisador de tráfico cruzado posterior. Dependiendo del acabado pueden montar pantalla central TFT de 7 pulgadas, cargador inalámbrico para teléfonos móviles, pantalla Toyota Touch de 8 pulgadas, techo practicable Skyview, sistema inteligente de aparcamiento S-IPA y faros MultiLED con ajuste dinámico.

En materia de conectividad, A través de la aplicación MyT el cliente del Toyota Corolla, como ya sucede con la nueva generación del Rav4, puede localizar su vehículo, conocer análisis de su conducción y recibir recordatorios del mantenimiento.

Los precios parten de los 20.850 del compacto, de los 23.350 euros en el caso del Touring Sport (con 598 litros de maletero) y de los 21.350 de la carrocería berlina. También se puede adquirir por 200 euros al mes (y una entrada de unos 5.000 euros) con Toyota Complet, el nuevo programa de financiación y servicios añadido de Toyota España, que incluye cuatro años de garantía y 4 de mantenimiento, un año de seguro con franquicia y navegador de regalo

COMPARTIR: