Volkswagen California, enriquece tu concepto de viajar

Volkswagen California, enriquece tu concepto de viajar
Motor Lobby
Lleva más de 70 años siendo reflejo de un estilo de vida único, aspiracional y con el que todos hemos soñado alguna vez, pero hasta que no la pruebes no serás consciente de sus posibilidades

Setenta años después de su llegada, la sexta generación de la Volkswagen Transporter sigue siendo uno de los vehículos más deseados del mercado. Son legión los que sueñan con hacerse con una de las míticas Bulli y ahora hay una versión de la T6 que rememora este aniversario. Yo mismo, tras haber pasado con ella 10 días y después de recorrer más de mil kilómetros a bordo he cambiado mis prioridades y cuando cumpla 50 años ya no quiero un deportivo, quiero una California Ocean. Sin duda.

Las Volkswagen California son además uno de los vehículos que menos se deprecian en el mercado de segunda mano debido a la elevada demanda y la limitada oferta que tienen, así que por añadidura son una gran inversión. Dentro del modelo hay dos acabados disponibles. La versión de acceso denominada Beach equipa de serie calefacción estacionaria, techo elevable manual con cama, bases giratorias en asientos delanteros, asientos traseros que se convierten en cama y conjunto plegable de mesa y sillas. Su precio parte en los 36.250 euros con ofertas. Es un vehículo pensado para no hacer vida en el interior más allá de viajar y dormir y que cumplirá una gran función para un tipo concreto de cliente apasionado de la vida activa.

 

Frente a ella la versión Ocean se convierte en un pequeño hogar con ruedas. Añade un mueble lateral que incorpora cocina de gas, fregadero, nevera, armarios de almacenamiento, mesa plegable, toldo, iluminación interior completa de LED, ducha con depósito de aguas separados, un asiento trasero que se convierte en cama (un poco más estrecho que en la Beach) y techo elevable eléctrico. Debido a todos los añadidos solo se homologa para 4 ocupantes, pero a cambio podremos ir hasta el fin del mundo con ella, y sólo desde 46.300 euros. Y digo sólo porque devuelve a cambio un mundo de experiencias de viaje inolvidables. Garantizado.

Viajes muy marineros

En los 5m de largo de este MPV se concentra además la última tecnología del grupo Volkswagen en lo que a avances de conducción se refiere, así que la mayor ventaja de la California frente a las más torpes autocaravanas es que se conduce exactamente igual que cualquier otro monovolumen, con una versatilidad y dinamismo de movimiento en carretera total, sin limitaciones a la hora de acceder a ningún parking gracias a su 1,99m de altura y con un rodar en carretera que hará que los viajes sean igual de rápidos y placenteros que con un turismo.

 

A nivel mecánico, ambas versiones cuentan con las mismas opciones de motorización estrenadas en la gama T6 con motores diésel turboalimentados de 102, 150 y 204CV, las dos últimas con la muy recomendable opción de cambio de doble embrague DSG, siendo además las más adecuadas dado el peso del conjunto. La última generación de las California añade además toda la tecnología ayudas a la conducción entre las que no faltan el control de crucero adaptativo, la frenada de emergencia en ciudad, el asistente para el cambio de luces y de carril, la frenada anti-colisiones múltiples, el detector de fatiga o el control de ascenso y descenso para las versiones equipadas con tracción 4Motion, el complemento final para configurar un vehículo que sirva absolutamente para todo.

En el interior la luz lo inunda todo y las ventanas laterales son muy útiles, mientras que el techo elevable permite hacer vida de pie cómodamente. La logística debe ser marinera, con todo bien planificado y ordenado, mientras que en climas benévolos el toldo exterior y la “habitación” de la parte trasera amplían los “metros cuadrados útiles”. Las camas sorprenden con un mullido muy confortable, especialmente la superior, aunque en ésta, debido a su limitado aislamiento, resultará necesario un buen saco para dormir arriba cuando haga frío.

 

Todos los cristales cuentan con cierres de oscuridad perfectamente adaptados a su morfología, así que el descanso y la privacidad están garantizados en todo momento. La california cuenta además con conectividad mediante Carplay y Android Auto, así que una vez en destino sólo tendremos que preocuparnos de tener un baño a mano y disfrutar de una experiencia de glamping con todas las de la ley.

COMPARTIR: