19 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

Audi S5, S6 y S7, el poder del diésel

La gama deportiva de las berlinas medias de los cuatro aros llevará en su última iteración un motor V6 diésel combinado con una ligera hibridación para hacerlo híper eficiente y dinámico. Aceleran de 0 a 100 en 5 segundos.

Por mucho que las autoridades lo intenten, la realidad es que el diésel sigue siendo una tecnología con mucho futuro y desde luego con un presente demoledor. Las últimas mecánicas que utilizan este combustible presentan avances tecnológicos punteros y son incluso más limpias que sus equivalentes en gasolina, especialmente si hablamos de emisiones de CO2. Pero es que además su eficiencia a la hora de afrontar desplazamientos de medio o largo alcance a velocidades elevadas no tiene rival.

Y dado que esa casuística es la más relevante en unos vehículos como son el Audi S5, S6 o S7, grandes berlinas pensadas para transportar a sus ocupantes con total confort a la mayor velocidad posible y con un grado de dinamismo superlativo, la marca de los cuatro aros no ha dudado en equipar la última generación de estos con una mecánica diésel dotada de tecnología Mild Hybrid. El motor con el que se ofrecerán será así el 3.0 TDI V6 de 350 CV y un par máximo de 700 Nm.

A esta cifra han llegado los ingenieros al combinar, por primera vez, un sistema eléctrico principal de 48 voltios con un compresor accionado electrónicamente (EPC). El EPC proporciona un alto rendimiento desde el mismo momento del arranque, ya que evita el retraso en la respuesta del turbo cuando se pisa el acelerador (el conocido como efecto turbo lag). Además, también es el responsable de la función boost (carga rápida del turbo) al acelerar. El tiempo de respuesta del EPC es inferior a 250 milisegundos, su potencia máxima de salida alcanza los 7 kilovatios y la velocidad máxima de giro es de 70.000 rpm, según Audi.

Aceleración de 0 a 100 km/h en 5 segundos

Todo ello permite conseguir que al Audi S6 acelere de 0 a 100 km/h en 5 segundos (algo menos de una décima más tardan S6 Avant y el S7 Sportback). El S5 para el cronómetro en 4,8 segundo y en 4,9 segundos el S5 Sportaback. En todos la velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250 km/h.

Por lo que respecta al sistema Mild hybrid (MHEV) de 48v, consta de un motor eléctrico BAS conectado al cigüeñal que hace las funciones de alternador y motor de arranque, y una batería de iones de litio con una capacidad de 10 Ah. En las fases de deceleración puede recuperar hasta 8 kW de energía eléctrica, que se almacena en la batería.

El motor se llega a apagar

Esto se traduce en que con la tecnología MHEV las versiones S pueden llegar a ahorrar hasta 0,4 l/100 km de diésel en condiciones reales de conducción y que el vehículo se desplace en modo inercia hasta 40 segundos con el motor desactivado. Audi ha homologado, según el ciclo WLTP, un consumo para el S6 de 7,8 l/100 km, con unas emisiones de C02 de 204 gr/km. El S6 Avant consume 7,9-8 l/100 km con unas emisiones de 207-208 gr/km y el S7 Sportback 7,9 l/100 km y 206 g/km, dependiendo de las llantas y los neumáticos utilizados. La potencia específica del 3.0 TDI V6 (que pesa unos 190 kg) es de 117,9 CV por litro y el par específico de 235,9 Nm por litro.

Tracción quattro y dirección progresiva

Por lo que respecta al equipamiento de serie, como en todas las versiones S de Audi, los S6 y S7 Sportback montan de fábrica tracción permanente quattro (en condiciones normales el diferencial central autoblocante distribuye el par entre los ejes delantero y trasero en una proporción 60:40).

También dirección progresiva (opcionalmente está disponible la dirección dinámica a las cuatro ruedas), suspensión deportiva S con damper control con regulación de la dureza (reduce la altura al suelo del S6 en 20 milímetros y en 10 milímetros en el caso del S7) y llantas de 20 pulgadas (hay otras de 21 en la lista de extras).

Los frenos cerámicos son opcionales (de 400 milímetros delante y 370 mm detrás). Los que monta de serie son de gran rendimiento y están compuestos por discos de seis pistones y 400 mm de diámetro delante y de 350 mm detrás.

Imagen exterior e interior deportivo

Exteriormente, los modelos S citados se identifican por un faldón delantero de estilo dinámico, estribos anchos, un difusor trasero con cuatro salidas de escape y elementos distintivos S acabados en aluminio o cromado oscuro en los listones de la parrilla del radiador, el blade frontal, las entradas de aire laterales, los espejos retrovisores exteriores y el difusor.

En el interior destaca, dentro del equipamiento de serie, el MMI Navegación plus, el Audi virtual cockpit con pantalla de 12,3 pulgadas, los asientos deportivos (en Alcantara en el S6 y deportivos plus en el S7) y la climatización automática de cuatro zonas, entre otros elementos.

COMPARTIR: