Emprendedor.es

El periódico de economía de Castilla-La Mancha


BOE Info concurso

Ford Bronco, el caballo más salvaje está de vuelta

La marca americana revive su 4x4 más emblemático, un modelo que ahonda en el espíritu del Mustang y apela a sus clientes más fieles. Es un crimen que no se planteen traerlo a Europa.

El Ford Bronco tuvo 30 años de exitoso periplo comercial el siglo pasado, de 1966 a 1996, y en 2021 vuelve a los concesionarios por todo lo alto. Su producción empezará a principios de año en Wayne, Michigan, y las entregas están previstas en primavera. Los fans de la marca ya lo están reservando ya pagando la ridícula cantidad de 100 dólares. El Bronco del Siglo XXI llega en varias versiones, la Sport, más pequeña y enfocada al segmento SUV, y otras de dos y cuatro puertas.

La imagen es demoledora, con voladizos cortos y superficies planas, y el Ford más salvaje destaca por su enorme parrilla frontal con la inscripción 'Bronco' en el centro presidiendo. A ambos lados, los faros redondos forman un conjunto que recuerda a su primera generación. En la trasera, junto a un logotipo específico del modelo, como ocurre con el Ford Mustang, destacará la rueda de repuesto, así como unos grupos ópticos rectangulares situados a ambos extremos.

El nuevo Ford Bronco llegará con dos opciones de mecánicas de gasolina, ambas Ecoboost, siendo la más potente el V6 de 2.7 litros que entregará 310CV de potencia y 540Nm de par máximo. El EcoBoost pequeño será el 2.3 litros de 270CV y 420Nm de par máximo. En el propulsor menos potente se podrá elegir entre una transmisión automática de 10 relaciones o manual de siete, siendo la automática la única disponible para el V6.

El Bronco Sport, por su parte, podrá montar un bloque EcoBoost de 2.0 litros de 245CV y 370Nm de par máximo y hasta habrá una variante del EcoBoost de 1.5 litros con 180 CV y 260Nm de par máximo. Ambas opciones contarán con una transmisión automática de ocho velocidades. Las versiones especiales Bronco Sport Badlands y First Edition sumarán levas tras el volante a su equipamiento de serie. Lo que no se entiende al conocer que llevará estas mecánicas tan del gusto europeo es que la marca no se plantee traer el Ford Bronco a Europa cuando el Mustang tiene tanto éxito y cuando su rival más directo, el Jeep Wrangler, es todo un éxito de ventas a este lado del atlántico.

A igual que el Wrangler, el Bronco será una referencia fuera del asfalto. Para ello se ofrecerá en dos versiones 4x4, una básica con tracción total y sistemas electrónicos de control de tracción y otra avanzada con caja de transferencia con dos velocidades, diferenciales de bloqueo electrónicos para cada eje. Ambos dispondrán de un selector de modos de conducción con hasta siete opciones (Normal, Eco, Sport, Sluppery, Sand, Mud/Ruts y Rock Crawl) para adaptar el comportamiento de todos los sistemas a las exigencias del terreno.

A nivel de ayudas a la conducción el Bronco monta todos los sistemas de Ford Co-Pilot360. Así, dispondrá de asistente precolisión con freno automático y detección de peatones, alerta de tráfico cruzado, sistema de mantenimiento de carril, luces automáticas, control de crucero adaptativo con stop-and-go y centrado de carril o asistente de maniobra evasiva, entre otros. Desde la pantalla central de 12 pulgadas de infoentretenimiento se gestionará el Ford SYNC 4 (SYNC 3 y 8 pulgadas en el Bronco Sport), compatible con la aplicación FordPass Performance con navegación todoterreno.

Una de las características principales del nuevo Bronco serán sus opciones de personalización. Según la marca, se ofrecerá en 11 opciones de color y con más de 200 accesorios. Su precio arrancará en los 29.995 dólares (26.362 euros) en las variantes de dos y cuatro puertas y en los 26.660 dólares (23.428 euros) el Bronco Sport. Sinceramente, los clientes europeos nos lo merecemos.

Compartir
Update CMP