El mercado manda, Renault y FCA suben en bolsa ante su posible fusión

El objetivo de los dos fabricantes de automoción europeos es crear un gigante que compita en todos los frentes de la nueva movilidad imperante. Se posicionarían como líderes tras una integración que se plantea al 50%.

El grupo automovilístico Renault se ha disparado ayer en Bolsa un 15% tras confirmar que ha recibido una oferta del grupo Fiat Chrysler para negociar una fusión al 50%. El consejo de la empresa francesa se reunió para analizar la propuesta y ha señalado que analizará «con interés» el plan de la firma italoamericana. También el grupo Fiat Chrysler se revalorizaba más del 11% en la Bolsa de Milán.

La operación, que fue adelantada por el diario francés Les Échos, tiene como objetivo crear un grupo que los responsables consideran como un Airbus automovilístico, si bien con un fuerte componente asiático. En él tendrán cabida los socios japoneses de la empresa gala: Nissan Motors y Mitsubishi Motors.

La unión de ambas compañías supondría la constitución de un grupo automovilístico que sería líder en ingresos y que obtendría unas ventas estimadas de 8,7 millones de vehículos al año. El grupo contaría además de las marcas Renault y Fiat, otras de gran relieve en el mercado: Nissan, Alfa-Romeo, Mitsubishi, Dacia, Chrysler y Jeep.

En esta línea se destaca que, a través de sus numerosas marcas comerciales, accederá a todas las gamas mercado, «desde el lujo al segmento del gran público», señala Fiat. Y también con un perfil fortalecido para afrontar el futuro, con posiciones relevantes en nuevas tecnologías, vehículos electrificados y autónomos.

Fiat Chrysler defiende además su propuesta por la necesidad de tomar decisiones para aprovechar las oportunidades creadas con los cambios que atraviesa la industria del automóvil. Según la agencia Reuters, el nuevo grupo estaría presidido por John Elkann (de la familia Agnelli), que controla actualmente el 29% del consorcio italo-estadounidense, mientras que Jean-Dominique Senard, presidente de Renault, se quedaría cono CEO.

Renault tiene una fuerte presencia industrial en España; su filial es una de las más grandes del grupo galo. La compañía tiene instalaciones en Valladolid, Palencia y Sevilla y la sede administrativa en Madrid. Cuenta casi con 8.000 empleados en nuestro país, así que este movimiento sería de una gran relevancia para nuestra economía.

COMPARTIR: