18 de diciembre de 2017
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

Hyundai i30 N, un compacto netamente deportivo

Motor
El nuevo Hyundai i30 N es un vehículo desarrollado para competir, pero con unas características muy polivalentes y un precio que le sitúa como una opción para coche de uso diario.

El i30 N es el primer vehículo de altas prestaciones de Hyundai Motor bajo la línea N. Construido sobre la nueva generación i30, el i30 N es la alternativa deportiva que ofrece la marca coreana para quienes busquen un vehículo enfocado al rendimiento en circuito, pero que también pueda cubrir los trayectos rutinarios. Es el vehículo más potente de su historia.

Ha sido desarrollado sobre la base de tres ideas fundamentales: rendimiento en curvas, capacidad en circuito y coche deportivo para el día a día. Además, cuenta con una buena relación calidad-precio, desde 27.400 euros.

Cuenta con detalles que sacarán una sonrisa al piloto cuando esté a los mandos. Cuando el conductor pisa el acelerador y cambia de marcha, la función Rev Matching consigue que no se pierda nada de potencia, mientras que la función overboost incrementa el par un 8% y la aceleración entre un 6-7%. Las sensaciones aumentan por el sonido, con doble silenciador, y del sistema de válvula de escape variable.

El diseño es el que tiene toda la familia i30. Además, está inspirado en vehículos de alto rendimiento; incluye la parrilla frontal típica de la marca, parachoques delanteros y traseros de aspecto agresivo y un nuevo spoiler trasero. De acuerdo con el principio "la forma sigue a la función", el diseño del coche mejora el rendimiento aerodinámico y de refrigeración

El puesto de conducción del i30 N muestra los parámetros clave de rendimiento a través de un nuevo panel de instrumentos y de una pantalla flotante de 8 pulgadas, donde destaca un medidor de fuerza G para un seguimiento al instante del rendimiento.

Existen cinco modos de conducción: Eco, Normal, Sport, N y N Custom, los cuales pueden ser seleccionados a través de dos botones ubicados en el volante. Los diferentes modos cambian el carácter del vehículo, ya que modifican los parámetros de rendimiento del motor, los amortiguadores, el control electrónico de seguridad, el diferencial electrónico de deslizamiento limitado, el sonido, la dirección y la función Rev Matching.

Además, el conductor puede seleccionar el botón Rev Matching en el propio volante para incrementar las revoluciones del motor cuando se cambia desde una marcha más alta a una más corta, mientras que el Launch Control ayuda a lanzar el coche lo más fácilmente posible controlando el par del motor.

El logotipo N simboliza una chicane, ya que las curvas son el territorio natural del Hyundai i30 N. Además, han querido rendir un homenaje a Nürburgring, sede del centro de pruebas europeo de Hyundai , donde ha sido desarrollada y probada la línea N.

El motor turbo de 2.0 litros entrega hasta 275 CV y 353 Nm de par. Ofrece una respuesta directa con un desarrollo de potencia lineal a través del turbo de respuesta temprana. Cuenta con tracción delantera y una transmisión manual de seis velocidades. La potencia se transfiere al tren de engranajes de manera independiente para estar siempre listo para pasar al siguiente engranaje sin interrupción de par.

El i30 N está diseñado aerodinámicamente para reducir su altura al suelo, con el objetivo de mantener el chasis firmemente en la carretera cuando se requiere la máxima tracción. El diferencial electrónico de deslizamiento limitado mejora el agarre. Para los más entusiastas, el control electrónico de estabilidad se puede desconectar por completo. Por otro lado, los asientos deportivos N, desarrollados en exclusiva para este modelo, brindan un buen agarre lateral.

El i30 N ha sido sometido a pruebas de durabilidad de 10.000 km de conducción en el circuito de Nürburgring Nordschleife. Además, el coche también ha participado dos veces en la prueba de resistencia más dura del mundo, las 24 Horas en Nürburgring

COMPARTIR: