Nos han contado

Nos han contado

EDCM

La provincia de España donde más aumenta el empleo es de Castilla-La Mancha

Puerto Seco de Azuqueca en el Corredor del Henares (Guadalajara)

La mayor diferencia provincial en términos laborales está entre Soria y Cádiz. La primera, con apenas 88.000 habitantes, tenía una tasa de paro a cierre de 2018 del 4,35%, similar a la de Noruega y notablemente más baja que la sueca. En Cádiz, en cambio, más de una cuarta parte de las personas que buscan trabajo no lo encuentran: la tasa de paro es del 27,35%, seis veces más que en Soria, según el informe publicado por el diario Cinco Días en base a los datos de la EPA que se hicieron públicos este martes.

Soria es la única provincia de España donde el número de parados es menor que el que había a mediados de 2007, el mejor momento del mercado laboral en la historia reciente. Sin embargo, debido a la pérdida de población, Soria también ha perdido empleo en ese periodo de algo más de una década. Hay, en cambio, cinco provincias donde se ha recuperado todo el empleo perdido durante la crisis: Santa Cruz de Tenerife, Baleares, Málaga y Las Palmas y Guadalajara.

El denominador común es que son provincias demográficamente pujantes donde ha aumentado la población activa. Es decir, hay más empleo que antes de empezar la crisis, pero también más parados. De hecho, la tasa de paro aún sigue siendo más alta que en 2007 en todas ellas.

La provincia donde más ha aumentado el empleo en términos relativos desde los máximos precrisis es Guadalajara, donde el empleo está en niveles récord y hay 14.300 puestos de trabajo más que en su máximo del primer trimestre de 2008, según la EPA. La provincia castellano-manchega ha aprovechado el efecto imán de Madrid, tanto por las personas que viven en Guadalajara y trabajan en la provincia de Madrid como por la actividad económica ligada a la capital que se desarrolla alrededor de la autovía A-2. Esta provincia tiene, de hecho, la mayor tasa de actividad del Estado, un 67%, con el paro en un 11,69%.

Este comportamiento de Guadalajara, unido al que registra otra zona pujante de la región como es La Sagra toledana, ha contribuido sin duda a que Castilla-La Mancha sea la región donde más se ha reducido el paro en el último año

COMPARTIR: