Nos han contado

Nos han contado

EDCM

El gesto de Pablo Casado poco habitual en los políticos y su comida en Toledo

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha reivindicado este domingo al PP como el partido de la experiencia y las ideas claras y ha resaltado la importancia de tener un proyecto nacional igual para todos los territorios en las elecciones "a dos vueltas" que afronta España en los próximos meses. "Tenemos las ideas muy claras", ha asegurado Casado en Toledo, durante la clausura de la Convención Nacional del PP sobre cohesión territorial, donde ha estado junto al presidente del partido en Castilla-La Mancha y candidato a la Presidencia de la Junta, Paco Núñez; la candidata a la Alcaldía de Toledo, Claudia Alonso, y otros dirigentes regionales y nacionales del PP.

El acto se celebró en el campus de la Fábrica de Armas de Toledo, lugar al que llegó Pablo Casado conduciendo su propio coche y acompañado por su mujer y sus hijos, un gesto poco habitual entre los dirigentes políticos, que suelen desplegar toda la parafernalia posible de coches, escoltas y asesores en sus desplazamientos "oficiales" y en actos como el que se ha celebrado este domingo en la capital castellano-manchega. Es algo que ha llamado la atención y que ha merecido los naturales elogios de quien se ha percatado de ello. La mujer de Pablo Casado, Isabel Torres, con un aspecto muy juvenil y sencillo, con pantalones vaqueros acampanados y una chaqueta negra, acompañó a Casado durante la Convención.

Una vez concluido el acto, Casado, su mujer y sus hijos se desplazaron al restaurante de la Hacienda del Cardenal, situado junto a la Puerta de Alfonso VI y Bisagra, uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad. Allí, acompañados de unos amigos, disfrutaron de la excelente oferta gastronómica del establecimiento y su presencia no pasó desapercibida para el resto de comensales.

COMPARTIR: