Nos han contado

Nos han contado


EDCM

Dos famosos, muy ligados a CLM y ya fallecidos, comieron juntos horas antes de la cuarentena

Alfonso Cortina en su bodega de Ciudad Real Alfonso Cortina en su bodega de Ciudad Real

Han sido dos grandes figuras españolas y han tenido una gran relación con Castilla-la Mancha. El coronavirus se les ha llevado. Justo antes de declararse el estado de alarma comieron juntos en Madrid.

 

Lo ha contado Vanitatis, la revista del corazón de El Confidencial. Alfonso Cortina, Carlos Falcó, Francisco de Borbón y Rafael Ansón se veían con cierta asiduidad y compartían mesa y mantel, todos ellos amantes del buen comer y del buen beber. formaban parte de un grupo de amigos que se veían cada cierto tiempo. 

Solían verse en los buenos restaurantes de Madrid, no siempre los más caros, y en las fincas de Malpica del Tajo (Toledo) y Retuerta del Bullaque (Ciudad Real), propiedad del marqués de Griñón y Cortina, respectivamente. Fue en Retuerta donde Alfonso Cortina montó su bodega Pago de Vallegarcía y donde guardaba su colección de 18.000 botellas de vino. Con la marca del caballo elaboró en Ciudad Real, junto al parque nacional de Cabañeros, uno de los mejores vinos de España.

Formaban parte de la Real Academia de Gastronomía. Ansón era, y es, el presidente de dicha asociación, mientras que Carlos Falcó ejercía de vicepresidente y Alfonso Cortina se encargaba de las cuentas como secretario general. La Academia se ha quedado prácticamente huérfana.

Una de las últimas veladas que compartieron fue en el restaurante Zalacaín, antes de que el Gobierno decretara la cuarentena. Cortina, Griñón, Ansón y una cuarta persona que no forma parte del mundo público, cenaron en ese local dos días antes del 13 de marzo. Según testigos presenciales, los tres amigos disfrutaron de un menú discreto que acompañaron con un vino de Pago Dominio de Valdepusa, del marqués de Griñón, actualmente está agotado en Internet, según El Confidencial.

 

 

Según el diario 'El Mundo', Falcó y Cortina también compartieron almuerzo otro día, sin especificar la fecha.

Alfonso Cortina murió en el hospital de Toledo, posiblemente porque cuando se sintió mal estaba pasando la cuarentena en la finca de Retuerta. Fue después de que las cenizas del marqués de Griñón fueran trasladadas por sus hijos desde Madrid a la finca de la familia en Malpica de Tajo.

Compartir
Update CMP