Nos han contado

Nos han contado

EDCM

Nuevo revés para el futuro de doce establecimientos de Castilla-La Mancha 

2018/11/30/80465_vivanta.jpg

El fondo español de prívate equity Portobello Capital ha dado los primeros pasos para vender  las clínicas dentales y de estética Vivanta, apenas un año después de cerrar la compra (en julio de 2017) de los cinco operadores del sector que han integrado el grupo -Unidental, Laser 2000, Dr. Senís, Plénido y Avadent, a los que luego añadió Anaga Dental.

La gestora que dirigen Íñigo Sánchez-Asiaín, Juan Luis Ramírez, Luis Peñarrocha y Ramón Cerdeiras ha contratado a la boutique de origen estadounidense Moelis como entidad asesora con vistas a lanzar el traspaso, aseguran fuentes del mercado al tanto del proceso. La transacción está aún en una fase incipiente, añaden. De hecho, todavía no ha concluido la elaboración del teaser, un informe con los datos básicos de la operación que es habitual que se distribuya antes del cuaderno de venta. Todo indica que los preparativos estarán a punto para iniciar una puja el próximo enero de las 265 clínicas repartidas por todo el país, de las que doce se encuentran localizadas en las cinco provincias de Castilla-La Mancha (3, Albacete; 4, Ciudad Real; 1, Cuenca; 1, Guadalajara; y 3, Toledo). 

Antes incluso de que el activo dé el salto al mercado, varios de los grandes fondos de private equity -algunos con experiencia previa en el negocio de odontología o en la medicina estética- estarían dispuestos a acudir al proceso. Según las fuentes, entre ellos se incluyen pesos pesados como Advent International, BC Partners, Bridgepoint, Cinven o CVC. Habrá que aguardar, no obstante, a que avance la transacción para ver en qué se materializa ese potencial interés. El principal atributo que observan este tipo de inversores financieros en el sector que opera Vivanta es que todavía queda un importante recorrido para la consolidación en Europa y, sobre todo, en España, donde la atomización de la industria permite albergar expectativas de crecimiento inorgánico. Éste es el guión que seguía la propia inversión de Portobello en la compañía. 

Vivanta fue la primera compra del nuevo fondo de la gestora, Portobello Capital Fondo IV, para el que recaudó 600 millones, importe que ha convertido a este vehículo en el mayor de todos los levantados en España después de la crisis y solo superado en la historia del capital riesgo español por el primer fondo de Magnum, que sigue encabezando el ránking con los 900 millones que recabó en 2007. Solo Vivanta y la cadena de gimnasios Supera integran la cartera de este vehículo. Además de su salida de Vivanta, Portobello está en proceso de venta de Iberconsa.

COMPARTIR: