Nos han contado

Nos han contado

EDCM

Castilla-La Mancha, el mejor territorio a efectos fiscales para ser empresario autónomo

Imagen de archivo
Imagen de archivo

En España había 3,2 millones de empresarios y profesionales individuales sujetos al pago de la renta a cierre de 2016, de los que 1,2 millones son mujeres, y 190.000 extranjeros. Se trata de aquellas personas físicas que sin construir una empresa obtienen rendimientos por sus actividades económicas, según se desprender de la estadística que acaba de publicar por la Agencia Tributaria. Unos datos que revelan la fuerte disparidad en la presión fiscal y el éxito empresarial de este colectivo en función de su ubicación geográfica y su actividad profesional.

Aunque el colectivo paga un 18,29 por ciento de tipo medio efectivo por los rendimientos de sus actividades económicas, los empresarios autónomos de Castilla-La Mancha abonan el tipo medio más bajo del país, un 13,5 por ciento, diez puntos menos que los autónomos de Madrid que tributan el 23,13 por ciento, el más elevado del país.

El tipo medio del 18,29 por ciento de presión fiscal sobre la actividad de este colectivo es ligeramente inferior al que afecta a las pymes sin asalariados sujetas al impuesto de sociedades, que pagan un tipo medio efectivo del 21,6 por ciento, si bien al ser diferentes tributos no resultan del todo comparables.

La información recopilada por el Ministerio de Hacienda también ofrece una interesante estudio sobre la tasa media de fracaso, como denomina la Agencia Tributaria a este fenómeno, que se sitúa en el 17,15 por ciento a nivel nacional. En el caso de Castilla-La Mancha esta tasa se sitúa en el 15,87 por ciento, 1,28 por ciento menor que la media nacional.

COMPARTIR: