16 de noviembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

FINAL A LOS PIES DEL ALCÁZAR

El viento, principal preocupación de los equipos en la etapa que terminará en Toledo

Foto: EP
Foto: EP

La de este viernes de la Vuelta 2019, la decimonovena y antepenúltima, es una etapa con posibilidad de sprint en la meta de Toledo, adonde los corredores llegarán tras recorrer 165,2 kilómetros casi llanos desde la salida en Ávila.

Una jornada en un continuo suave descenso desde que se supera la única ascensión puntuable en el km. 13, el Alto de la Paramera (3ª), hasta la subida final en cuesta a Toledo. Según el libro de ruta de la carrera, un repecho final de un kilómetro.

Con anterioridad, el pelotón pasará por las localidades toledanas de Paredes de Escalona, Escalona, Maqueda, Val de Santo Domingo, Maqueda, Torrijos y Albarreal de Tajo antes de llegar a la capital, donde se ha diseñado un recorrido urbano de unos 12 kilómetros con final en el Alcázar

Si no aparece el viento, o si no se produce una emboscada como la de la salida en Aranda de Duero del miércoles, en principio una jornada de transición entres las jornadas montañosas de las sierras de Madrid, este jueves, y Ávila, el sábado.

COMPARTIR: