GRAN SINGULARIDAD DE UNA DE LAS FIESTAS MÁS TRADICIONALES DE CASTILLA-LA MANCHA

Todo Bolaños sigue trabajando para que Las Alabardas sea Fiesta de Interés Regional

Procesión del Cristo de la Columna Procesión del Cristo de la Columna

Los vecinos de Bolaños de Calatrava, con su Ayuntamiento al frente, siguen trabajando para que Las Alabardas, su fiesta más emblemática y tradicional, sea declarada de Interés Turístico Regional. Con ello culminaría el reconocimiento de la singularidad y valor único de esta gran localidad ciudadrealeña.

 

La trabajo del municipio en esa dirección se remonta a varios años atrás, durante los cuales se ha llevado a cabo una intensa labor para que el Gobierno castellano-manchego reconozca uno de los acontecimientos más destacados de las celebraciones locales y de los que más interés suscitan en la comarca.

En verano se presentó un primer proyecto que la Junta de Comunidades consideró mejorable, y en ese sentido el ayuntamiento ha sido trabajando para lograr su objetivo. El alcalde, Miguel Ángel Valverde, ha destacado en diversas declaraciones públicas los rasgos distintivos y singulares de esta procesión, en la que casi 250 alabardas acompañan al patrón de Bolaños, y ha reivindicado la necesidad de “conseguir que la procesión del Cristo de las Alabardas y la rifa de las ofrendas del Cristo sea declarada de Interés Turístico Regional porque lo merece”. Valverde confía en la Junta y en que “la resolución no tarde en llegar porque tiene unos plazos para resolverse”. Y es optimista al respecto al considerar que “es muy posible que 2020 sea el año de las Alabardas y de la rifa de las ofrendas del Cristo”.

Recuerda el alcalde que es “una procesión muy singular, con mucho interés y estéticamente muy bella. Por eso queremos que reciba ese reconocimiento por el que todo el pueblo estamos trabajando”, asegurando a continuación que es algo que cada año atrae a más personas y que tanto la Hermandad como el propio pueblo se encargan año a año de mantener esa tradición y promocionarla, haciendo que miles de visitantes se acerquen durante el mes de septiembre a la localidad.

FIESTAS CENTENARIAS Y SÍMBOLO DE BOLAÑOS

La Procesión del Cristo de las Alabardas y la Rifa de las Ofrendas del Cristo llevan celebrándose el 14 de septiembre, año tras año, desde el siglo XVIII. Estos dos actos están cargados de simbolismo y contienen mucha tradición y valor etnográfico que despierta más interés en la gente que lo visita.

Las Fiestas del Cristo de la Columna se celebran desde el siglo XIX a partir del 14 de septiembre en honor al Cristo de la Columna, patrón de Bolaños. Es la fiesta con mayor tradición del pueblo. Entre sus actos destacan la procesión del Cristo acompañado de las alabardas, la rifa de ofrendas que se realiza en las inmediaciones de la ermita y un nutrido programa de festejos con fuegos artificiales, concursos de peñas, verbenas, atracciones... 

Las Fiestas comienzan con las “Justas Literarias de la Albahaca”, la proclamación de los “Jóvenes de la villa” y el pregón. El pregonero/a es nombrado Alabardero/a Mayor por el Presidente de la Hermandad del Cristo, le impone la medalla y le hace entrega de la alabarda que deberá portar en todos los actos acompañando al patrón. 

El origen de la fiesta está datado del siglo XIX, aunque existen documentos que avalan la devoción a la imagen del Cristo desde el S.XVI con la llegada de los Franciscanos y la devoción de estos a la Santa Veracruz.

Historiadores locales creen que la Cofradía de la Santa Vera Cruz era la antecesora a la actual Hermandad de Alabarderos del Cristo de la Columna y veneraban una imagen durante la Semana Santa, sacándola en procesión la noche del Jueves Santo. Posiblemente durante el siglo XVIII con la Contrarreforma y la prohibición de las hermandades de sangre, pasa a ser una hermandad de Gloria y la imagen se convierte en Patrón de la Villa, celebrándose el día grande el 14 de septiembre.

En el siglo XIX, desde el gobierno local se decide que en torno al “día del Cristo” se celebre una feria agrícola y ganadera, convirtiendo estos actos en las Ferias y Fiestas Patronales.

El patrón tuvo su sede en la primitiva iglesia de Sta. María de la Alta Virtud y en el S. XVII se trasladó a la ermita de San Cosme y San Damián, ampliándose esta y convirtiéndose en la actual ermita del Santísimo Cristo.

  

Son varios los elementos que distinguen esta fiesta: 

La Ofrenda: documentos del siglo XVIII conservados en el Archivo Municipal de Bolaños recogen los donativos y limosnas que daban los vecinos de Bolaños.

Las ofrendas o donativos son entregadas al Cristo durante la Procesión, normalmente productos de la tierra que son subastados por la tarde durante la Rifa.

Actualmente la Ofrenda se ha convertido en un acto institucional que se celebra la víspera a la procesión, el 13 de septiembre, donde asociaciones religiosas, culturales, empresariales y colectivos juveniles realizan un Pasacalles inaugural y ofrecen al Patrón diferentes regalos como productos de la tierra, animales, esculturas… que serán subastadas en la Rifa. 

La Procesión: tras la solemne misa en honor al Santísimo Cristo de la Columna, la imagen sale a la calle acompañada de la Hermandad de Alabarderos.

Los Alabarderos son un grupo de hombres y mujeres que custodian la imagen portando las “alabardas”.

Las alabardas son el elemento identificativo de los miembros de la Hermandad de Alabarderos que ha ido evolucionando a lo largo del tiempo. Las alabardas eran un arma que portaba la Guardia Real que contaba de una vara acabada en punta de lanza y bajo la cual había un hacha. En Bolaños comenzó a adornarse con aros de flores, cintas de colores y elementos religiosos como escapularios y/o rosarios.

Junto a los alabarderos los vecinos vestidos con los trajes típicos de manchego acompañan al Santo portando las ofrendas para la rifa de la tarde. 

La Rifa: es un elemento diferenciador ya que pocas fiestas patronales tienen este acto. La rifa proviene de los antiguos ofertorios del siglo XVIII, recogidos en los libros contables donde los mayordomos reflejaban los ingresos y gastos de la Hermandad. En estos libros de cuentas aparecen los productos donados en aquella época como aceite, trigo, animales.

La Rifa es un evento multitudinario que congrega a los Hermanos del Cristo, vecinos y visitantes en torno a la Ermita del Cristo, varios de los miembros de la Junta directiva subidos en plataformas subastan las diferentes ofrendas que ha recibido el Patrón. Durante todo el acto la Hermandad reparte el tradicional “puñao” y “limoná”. 

La Albahaca: es otra de las señas de identidad de esta Fiesta. Esta planta está presente en la decoración de la Ermita, en las andas donde portan al Cristo, en las calles por donde procesiona el Patrón y lo llevan todas las personas que salen en la procesión.

La albahaca era regalada al Cristo en los ofertorios desde el siglo XVIII, tal y como viene documentado en los libros de cuentas de la Hermandad que posee el Archivo Municipal de Bolaños.

Esta unión entre el Cristo y esta hierba aromática ha hecho que las fiestas sean conocidas como “Fiestas de la Albahaca” y el “Cristo de la Albahaca”. 

La Fiesta en honor al Santísimo Cristo de la Columna es la fiesta por excelencia de Bolaños con un gran arraigo popular, una activa participación ciudadana y un alto valor cultural y social que la hace muy atractiva para los visitantes.

Compartir