LA OBRA SANITARIA MÁS IMPORTANTE DE LA HISTORIA DE CASTILLA-LA MANCHA

Te contamos todo lo relacionado con la apertura del nuevo Hospital Universitario de Toledo

Impresionante vista aérea del nuevo Hospital Universitario de Toledo Impresionante vista aérea del nuevo Hospital Universitario de Toledo

En los próximos días comenzarán a llegar los primeros pacientes al Hospital Universitario de Toledo. En concreto, serán los pacientes del área de Rehabilitación los que estrenarán las instalaciones de esta gran infraestructura.


 

Se trata de la obra sanitaria más importante en la historia de Castilla-La Mancha, por su valor arquitectónico y por su configuración como centro hospitalario de alta capacidad de resolución, con un modelo de atención integral del paciente y nuevas modalidades asistenciales.  

El Gobierno de Castilla-La Mancha suma a su red de centros sanitarios públicos un hospital moderno, innovador, dotado tecnológicamente, sostenible y cercano a los ciudadanos. 

Un centro pensado por y para los pacientes, para que su experiencia como usuarios sea lo más satisfactoria y confortable posible y la respuesta a sus problemas de salud se realice de forma cercana, rápida y fiable. 

Con esta nueva infraestructura asistencial, el Gobierno de Castilla-La Mancha da respuesta, con una visión de futuro, al área sanitaria más numerosa de la comunidad autónoma, más de 434.000 habitantes de los 116 municipios de la provincia de Toledo que tienen este hospital como centro de referencia

El nuevo Hospital Universitario de Toledo forma parte del Complejo Hospitalario Universitario de Toledo, al que también están adscritos el Hospital Virgen del Valle, el Hospital Provincial, la Unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria (ubicada en las instalaciones del Hospital Nacional de Parapléjicos), así como los Centros de Especialidades, Diagnóstico y Tratamiento “San Ildefonso”, en Toledo, y los de Illescas, Ocaña y Torrijos. 


 

INNOVACIÓN, TAMAÑO Y FUNCIONALIDAD

 

El nuevo hospital combina innovación y tamaño con funcionalidad. Es un edificio modular y flexible, que cumple con los criterios más exigentes de sostenibilidad y eficiencia energética. Su diseño arquitectónico permite agrupar alrededor del paciente todas las actividades de diagnóstico y tratamiento que pueda necesitar, evitándole grandes desplazamientos. 

Además, incorpora numerosos aspectos que inciden directamente en la consecución de un ambiente hospitalario humanizado y garantiza una estancia armoniosa a nivel físico, emocional y social, tanto para los pacientes como para los profesionales que trabajan en el centro. 

Una de las claves para conseguir este objetivo es el máximo aprovechamiento de la luz natural y la ubicación en los espacios más luminosos de aquellas áreas que más se benefician de ella, como los Cuidados Intensivos.


 

EL HOSPITAL EN CIFRAS

 

La parcela que ocupa el hospital tiene una longitud aproximada de 1.100 metros por 300 metros de anchura. La superficie urbanizada es de 326.400 m2 y la superficie construida de 246.964 m2 (más de 24 hectáreas, el equivalente a más de 34 campos de fútbol). Más del 70% de la superficie construida está destinada a usos asistenciales. 

Entre estos usos destacan los casi 5.900 metros cuadrados destinados al Bloque Quirúrgico, más de 8.000 metros cuadrados para Unidades de Cuidados Intensivos, 30.000 metros cuadrados para Hospitalización Convencional, casi 6.500 metros cuadrados para el servicio de Urgencias, más de 3.100 para el área de Diagnóstico por la Imagen, 13.467 para Consultas y Gabinetes de Exploración. Además, dispone de 51.000 metros cuadrados de aparcamiento. 

El proceso constructivo para llevar a cabo una obra de semejante tamaño ha requerido de un despliegue de materiales sin precedentes: más de 4,3 millones de kilos de acero, 42.438 metros cúbicos de hormigón armado en estructura y cimentación, 17.400 metros cuadrados de estructura de losa de hormigón, más de 75.400 metros cuadrados de pavimento de hormigón continuo pulido, 97.000 metros lineales de tuberías, 670.000 metros lineales de cableado eléctrico, cerca de 1.800 ventanas de carpintería de aluminio, más de 5.000 puertas y casi 38.000 luminarias. 

La inversión realizada, tanto en obra como en equipamiento, supera los 490 millones de euros. 


 

PRINCIPALES PRESTACIONES

 

El Hospital Universitario de Toledo dispone de 853 camas, de las que 773 son de Hospitalización convencional -610 Médico-quirúrgica, 76 Obstetricia/Ginecología, 57 Pediatría y 30 Psiquiatría-, y 80 en Unidades de Cuidados Especiales -56 en UCI de adultos, 8 en UCI Pediátrica, 10 en Neoatos y 8 en Unidad de Ictus-. El cien por cien de las habitaciones del Área Obstétrica son individuales. Asimismo, cuenta con 68 puestos en Hospitales de Día, 250 locales de Consulta y Gabinetes de Exploración y un Bloque Quirúrgico integrado por 25 quirófanos. 

El Hospital Universitario de Toledo estrenará los dos primeros quirófanos híbridos de Castilla-La Mancha, dotados de la tecnología más avanzada y puntera existente actualmente en el mercado. Se trata de salas de intervenciones que integran en el mismo equipo la imagen radiológica, como arcos quirúrgicos o escáneres, lo que permite realizar procedimientos quirúrgicos menos invasivos y de mayor precisión y evitar así el traslado del paciente a otra zona del centro para llevar a cabo una prueba de imagen.

 

LA MEJOR TECNOLOGÍA AL SERVICIO DE LA MEJOR ASISTENCIA

 

Y es que, bajo la premisa de la mejor tecnología sanitaria al servicio de la mejor asistencia al paciente, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha dotado el Hospital Universitario de Toledo de los equipos más avanzados para facilitar el diagnóstico y tratamiento por parte de los profesionales y ofrecer una atención más ágil. 

El equipamiento tecnológico sitúa al nuevo hospital a la vanguardia y como referente en la práctica asistencial. Entre este equipamiento se encuentran dos aceleradores lineales, un PET-TC, tres resonancias magnéticas, dos salas de hemodinámica, tres TC, una sala de braquiterapia y tres gammacámaras. 

Algunos de estos equipos irán destinados a las nuevas especialidades que se van a sumar a la cartera de servicios del Hospital Universitario de Toledo: Oncología Radioterápica, Medicina Nuclear y Radiofísica. 


 

PLAN DE TRASLADO

 

El traslado de dispositivos y servicios asistenciales desde el Hospital Virgen de la Salud y resto de hospitales que integran el Complejo hacia el Hospital Universitario de Toledo se va a realizar siguiendo una estrategia progresiva por áreas asistenciales

El desarrollo del traslado se ha planificado en dos fases diferenciadas por la complejidad de la actividad asistencial y la autonomía de las áreas a trasladar. 

FASE 1: áreas asistenciales con actividad ambulatoria y de un nivel de complejidad baja o media/baja. En esta fase se incluye también áreas no asistenciales, tales como áreas administrativas y de gestión. Dentro de esta fase se han diferenciado a su vez dos etapas:

Etapa 1: Rehabilitación; Consultas de Medicina Interna; Consultas de Reumatología; Consultas de Endocrinología; Consultas de Anestesia; Hospital de Día Médico; Unidad Metabólica.

Etapa 2: Consultas de Dermatología; Consultas de Digestivo; Consultas de Neumología; Consultas de Neurología; y Consultas de Pediatría y sus especialidades.

El Plan de Traslado previsto contempla el inicio del traslado del primer servicio (Rehabilitación) en la semana del 16 de noviembre. Con una cadencia de más o menos una semana, se iría produciendo el traslado de todas las áreas mencionadas anteriormente, finalizando esta primera fase en la semana del 22 al 26 de febrero, con el traslado de las Consultas de Pediatría y sus especialidades.

FASE 2: Resto de áreas asistenciales que realicen actividad ambulatoria, así como actividad no ambulatoria y con un nivel de complejidad medio y alto. Dentro de esta fase se han diferenciado a su vez tres etapas:

Etapa 1: Diagnóstico por Imagen; Laboratorios; Farmacia.

Etapa 2: Resto de Consultas Externas; Diálisis; Hospitales de Día Oncohematológico y Pediátrico; Bloque Obstétrico y Esterilización; Hospitalización Pediátrica; Hospitalización Gineco-Obstétrica; UCI Neonatal y Pediátrica.

Etapa 3: Hemodinámica; Hospitalización convencional; UCI adultos; Bloque Quirúrgico y URPA; y Urgencias.

El Plan de Traslado previsto contempla el inicio del traslado de los primeros servicios incluidos en esta fase (Diagnóstico por la Imagen y Laboratorios) entre el 12 y el 23 de abril.

Con una cadencia de más o menos una semana, se iría produciendo el traslado de todas las áreas mencionadas anteriormente, finalizando la segunda fase en la semana del 24 de mayo al 4 de junio con el traslado de las Urgencias.

El Hospital Universitario de Toledo es el mejor exponente de la apuesta del Gobierno de Castilla-La Mancha por un servicio de salud sobresaliente: innovador, pero accesible; tecnológico, pero humano; resolutivo, pero amable; con los mejores profesionales y las mejores herramientas para que puedan desarrollar su trabajo; moderno, pero sostenible.

 

 

 

Compartir