ENTREVISTA

La doctora toledana Marta Sánchez-Dehesa valora el éxito de estos últimos años de HM Fertility

Doctora Marta Sánchez-Dehesa, directora de HM Fertility Doctora Marta Sánchez-Dehesa, directora de HM Fertility

La doctora toledana Marta Sánchez-Dehesa, directora de HM Fertility, es una reconocida profesional en el campo de la reproducción asistida. Hace ya más de diez años que abrió su consulta en Toledo y la unión con HM Hospitales le permitió contar con más recursos técnicos y ahondar en casos de alta complejidad. Durante 2020 han realizado más de 200 tratamientos, subiendo respecto al año anterior a pesar de la pandemia. Aquí nos habla sobre las fortalezas de la clínica, de la tasa de éxitos y el futuro de la reproducción asistida, entre otros temas de gran interés.

La clínica ha cumplido 4 años desde la llegada de HM Hospitales… ¿Qué balance hace de estos años?

Muy positivo. Nosotros abrimos la consulta de reproducción en Toledo hace más de 10 años y con la unión de HM Hospitales ampliamos la clínica con un quirófano, laboratorio y zona de recuperación. Es muy importante para las pacientes el hecho de no tener que desplazarse a Madrid para realizar su tratamiento y así nos lo transmiten en la consulta.

En estos años hemos ido avanzando y nos hemos especializado en casos de alta complejidad como esterilidad sin causa conocida y abortos de repetición. También prestamos especial atención al diagnóstico del varón mediante los estudios ampliados mediante fish y fragmentación.

Actualmente ¿Cuántos tratamientos de reproducción asistida realiza al año?

El pasado año, a pesar de la situación y de estar cerrados durante unas semanas, realizamos cerca de 200 tratamientos, de FIV- ICSI, subiendo con respecto a 2019. La mayor parte de ellos fecundaciones in vitro en parejas o mujeres solas, y cada vez realizamos más la ovodonación en mujeres por encima de los 42, o con un fallo ovárico precoz. Es muy importante destacar que en nuestra clínica no hay listas de espera, por lo tanto, en pocas semanas la paciente comienza su tratamiento.  

¿Una de sus fortalezas es evitar los tiempos de espera?

Desde luego, una paciente que llega a la primera consulta y decide hacerse un tratamiento no tiene que esperar. Se realizan las pruebas ese mismo día y ya con las pruebas, en pocas semanas comienza su ciclo.

¿Qué tasas de éxitos tienen actualmente?

Este es uno de mis mayores orgullos y doy las gracias a todo mi equipo -embriólogos, ginecólogas, enfermeras...- por los magníficos datos: tenemos más de un 70 por ciento de tasa de embarazo en cada transferencia de embriones que realizamos. Siete de cada diez pacientes consiguen su sueño con nosotros y seguimos trabajando para aumentar esta tasa.

¿De qué se componen las instalaciones de la clínica?

Tenemos el quirófano, el laboratorio donde se realizan las fecundaciones, dotado de la última tecnología. Hemos adquirido hace poco un Embryoscope, un incubador de última generación que permite la visualización de los embriones en todo momento gracias a la cámara que tiene incorporada. Podemos ver los embriones una y otra vez sin sacarlos del incubador y, por tanto, sin interferir en las condiciones óptimas de cultivo.

¿Cuál es la clave de su éxito?

Cercanía al paciente, para mí es imprescindible. Estamos siempre a su disposición para cualquier cosa. Es importante ponerse siempre en su lugar. De repente se enfrentan a un tratamiento desconocido, les intentamos explicar de la manera más simple un proceso complejo en sí, con mucho trabajo de laboratorio. En ocasiones llegan casos verdaderamente difíciles, con más de 10 años intentando la maternidad y es muy duro. Ponemos lo mejor de nosotros mismos para ayudarles, nos comprometemos al 100 por 100.

¿Hacia donde va el futuro de la reproducción asistida?

Nosotros ya estamos realizando la transferencia de un único embrión para reducir el riesgo de embarazo gemelar, sin disminuir las probabilidades de éxito, de conseguir un niño sano en casa. Creo que en un futuro cercano realizaremos un estudio genético a todos los embriones de los laboratorios, un estudio más preciso de la esterilidad y lograremos saber en que momento el útero va a recibir el embrión y está preparado para la gestación.

¿Cuándo debe acudir una pareja a su consulta?

Es recomendable consultar tras un años manteniendo relaciones sin protección, en los casos de mujeres menores de 35. Si sobrepasan esta edad, tienen alguna patología como endometriosis, miomas o alteraciones del ciclo, el tiempo disminuye a 6 meses. Hay que tener en cuenta que la edad en la mujer es clave para el éxito en un tratamiento de reproducción asistida.

¿Es necesario aún eliminar tabúes en torno a la reproducción?

Creo que cada vez es más normal hablar abiertamente de este tipo de tratamientos, en buena parte porque los profesionales hablamos de ello en medios de comunicación.

¿Cuál es el mejor momento de su trabajo?

Tengo muchos momentos que me emocionan pero hay dos que consiguen hacerlo especialmente: el momento de saber si se ha conseguido el embarazo y conocer a los niños de nuestras pacientes, muchas de ellas vienen a la clínica para vernos tras el parto y es un momento de felicidad muy especial.

 

Compartir