13 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

HABLAMOS DE SEXO

Traumas y repercusiones psicológicas en los niños abusados

2019/09/23/119799_118649_thumbnail_img-20190913-wa0002-de.jpg
Ana M. Ángel Esteban

Continuamente aparecen noticias. Este mismo fin de semana, una nueva sobre una red de distribución de pornografía infantil. Y ahí están detrás los enfermos, pederastas y pedófilos, las mafias de las aberraciones y el dinero, y ahí están los pobre niños y adolescentes en indefensión, manipulados, engañados, utilizados y destruidos psicológicamente por devastadores sexuales que saben lo que hacen.

 

Cuando alguno de éstos ha venido a la consulta, siempre me he negado a verles. Que suene como sea: no se trata de no querer ayudar, porque vienen siempre presionados por consecuencias judiciales, por amenazas y ultimátums familiares, siempre por miedo a algo, pero no con la intención de resolver. Ellos nunca cambian y yo no puedo empatizar ni ayudar a alguien que hace algo aversivo y repugnate y quiere seguir haciéndolo.

Siempre hay repercusiones psicológicas en los niños abusados, sean una o varias veces las que se haya dado el abuso. Es algo muy impactante y sin forma de colocar en los esquemas mentales del niño, y peor aún en los adolescentes, en los que ya hay mayor conciencia y diferenciación de lo que sí y de lo que no. Si los abusos ocurren durante meses o años, las consecuencias son indescriptibles, terribles, traumáticas…

Enumero características comportamentales en las personas abusadas y, como decía en el anterior artículo, siempre hay que buscar un posible abuso debajo de un patología psicológica que, de entrada, aparece bastante indeterminada:

- Suelen tener dificultades en las relaciones sociales, desconfianza en los otros e inseguridad en ellos mismos. Dificultad tanto para iniciarlas como para mantenerlas.

- Dificultades en las relaciones de pareja. Evitan relaciones sexuales o las mantienen con dificultades y ansiedad.

- La autoestima siempre es bastante baja. Además, teniendo en cuenta que la adolescencia es la etapa de formación del autoconcepto, que les ocurra el abuso les confunde totalmente en cuanto a su culpabilidad, en cuanto al concepto de ser querido y del respeto. En fin, se me pasan por la cabeza, mientras escribo, algunas palabras malsonantes para describir a esos pederastas de... Aparecen episodios de depresión, pensamientos suicidas, autolesiones…

- Es equivalente a un estrés postraumático. Pueden tener imágenes recurrentes sobre los abusos o, por el contrario, una inhibición cerebral.

- Siempre vemos sentimientos de culpa. Piensan que son responsables de alguna manera de haber sido abusados, que han tenido conductas que han incitado al pederasta. ¡¡¡Encima se sienten responsables!!!

- Algunos aprender a usar el sexo para conseguir afecto. Han aprendido que son “queridos” a cambio de sexo. Han aprendido a tener atención a cambio de sexo. Han aprendido un concepto totalmente erróneo del sexo, para siempre, a no ser que se pongan en tratamiento psicológico y, aún así, es lento el cambio de ese concepto de sexo a cambio de “amor” y no de sexo con y por amor.

- Muestran una marcada desconfianza en las personas, aunque luchan e intentan racionalizar que son “otras” personas, pero está grabado con fuego el poder encontrarse con alguien que parecía quererles incondicionalmente.

- Los niños abusados tienden, en un 50 %, a ser abusadores y maltratadores.

- Las niñas tienen a consentir ser maltratadas y nuevamente abusadas.

- Si el abusador es el PADRE, el impacto psicológico ya es gravísimo. El padre el la figura de protección más importante, con lo cual… Se sienten en la indefensión más absoluta. Quien más debe quererles es justo quien más les está dañando irreparablemente.

Veamos ahora los indicativos y signos de que un niño está sufriendo actualmente un posible abuso:

- Tienen pesadillas.

- Dificultades en la relación con los adultos.

- Están tristes, retraídos, enfadados así sin aparente motivo.

- Agresivos, impulsivos y con dificultad para controlarse emocionalmente.

- No buscan al padre, dejan de contarle cosas… y más bien le evitan.

- Evitan ir a casa con excusas para no estar con la personas que les abusa.

La mejor forma de “evitar” y prevenir un posible abuso en nuestros hijos es siempre con INFORMACIÓN Y EDUCACIÓN. Las madres siempre deben estar muy pendientes y si el niño verbaliza el abuso debe dar a su hijo TOTAL APOYO aunque será necesario el tratamiento psicológico de ambos para encajar lo que le está pasando a al niño y asimilar que es su pareja, el padre, tío o abuelo quien se lo está haciendo. El tratamiento de la madre también es necesario para que tome la decisión de separarse, por ella y por el niño.

Con lo que, como antes decía, las claves para prevenir a nuestros hijos son:

- Comunicación siempre con ellos, darles confianza para contar, que no se sientan juzgados y sí aconsejados…

- Generar APEGOS, por supuesto.

- No decirles que siempre tienen que obedecer a las personas mayores porque siempre saben lo que está bien. ¡¡¡NOOOOOOOO!!!

- No obligarles a besar a personas que no quieren.

- Enseñarles que tienen que tener respeto con su propio cuerpo y con el de los demás.

- Que NO SE DEJEN TOCAR….!!!!

- No dejarles con quienes muestran demasiado cariño injustificadamente o interés en quedarse con ellos a solas. 

- Hablar del tema con ellos, lo escuchan en los medios de comunicación con frecuencia. 

- Controlar en todo momento lo que manejan en Internet, claves de acceso, contraseñas, todo tipo de material virtual. Saber y buscar no es invadir su intimidad: estamos protegiéndoles de algo de lo que ellos no se pueden imaginar... y quizás ni nosotros. Y, por supuesto, si ocurre, buscar un PROFESIONAL.

Ana M. Ángel Esteban. Psicóloga Clínica, Sexóloga.

 

Tfno:615224680. Facebook: 

https://www.facebook.com/PsicologaClinicaySexAnaMAngel/

 

Consulta en Toledo y online.

 

ARTÍCULOS ANTERIORES DE LA MISMA AUTORA

Pederastas y pedófilos, ¿saben lo que hacen? Cómo actúan (Parte I)

La importancia de sentirse deseado, tanto física como emocionalmente

Por qué regalamos sexo a cambio de "amor" viviendo una mentira

Día mundial del orgasmo femenino: todas las claves para disfrutarlo

Razones para ser infiel

Ocho claves para mantener una erección y disfrutarla

Las posturas y prácticas que preferimos las psicólogas

Cómo aumentar la seguridad en uno mismo paso a paso

Estrategias para olvidar a tu ex y no morir en el intento

Curiosidades sexuales masculinas que ni ellos conocen

Cómo afrontar las críticas sin sentirte hundido

Terapia de pareja, la mejor forma de ordenar la relación

¿Cuántos hombres reconocen sentirse atraídos por otro hombre transexual?

¿El tamaño influye?

Qué hacer ante una pérdida de erección

Adictos al sexo

Cuando calienta el sol, ¿se calienta todo lo demás?

El desamor como acto de amor hacia tu pareja

La eterna pregunta: ¿Existe el punto “G”?

El primer objetivo y casi el único de la sexualidad: Disfrutar

El orgasmo y la penetración van por caminos distintos

COMPARTIR: