21 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

HABLAMOS DE SEXO

Claves para una comunicación eficaz en la pareja

2019/10/10/121868_thumbnail_img-20191010-wa0004de.jpg
Ana M. Ángel Esteban

Atracción, amor y sexo son los principales componentes del éxito de una pareja y de sentirnos felices de forma individual. El amor y la atracción se sienten, no pueden crearse y tampoco reprimirse (por suerte), y son una señal de algo auténtico. El sexo, con atracción y amor, se convierte en necesario porque es la expresión física de lo que las palabras y el lenguaje no verbal no pueden expresar del todo. Es el fortalecimiento del vínculo y del apego, fundirte con el otro para sentirte uno… Es la otra comunicación con sentimiento.

 

Pero tener sentimientos no es suficiente, aunque marcan una buena predisposición para todo lo demás. La comunicación es el siguiente ingrediente más importante y, aunque los sentimientos la facilitan, no siempre se establece de manera adecuada. Aún con la mejor intención al comunicarnos con el otro, a veces poder empeorar una situación si llevamos esquemas de comportamiento preconcebidos que creemos que son necesarios en la pareja, rencores, interpretaciones de palabras o silencios que nada tienen que ver con la realidad. Hay muchas posibles interferencias al comunicarnos con nuestra pareja, aún en situaciones que no sean plantear un problema. En la comunicación habitual estamos mediatizados por nuestras experiencias comunicativas con otras parejas, amigos, padres... y por nuestras experiencias de vida, llenas de matices que verteremos sin darnos cuenta en la comunicación diaria.

En los múltiples tratamientos de pareja que hago, la comunicación siempre veo que es un punto débil y que hay que aprender a expresar, y sé que es difícil para algunas personas. No sólo sirve la intención, que es fundamental, sino que hay que tener presentes unos mínimos criterios para que ésta sea fluida y eficaz, tanto para manifestar sentimientos, peticiones, para reforzar o para corregir sin que el otro se sienta dañado. Al fin y al cabo son habilidades sociales dentro de la pareja. Y algun@s estarán pensando: "Uuufff. ¿Hacer un curso para decirle tal? ¿De qué hablar cada día? ¿De cosas importantes?". Noooo, cada día no ocurren cosas importantes para hablar. Cada día se habla de las cosas que han pasado en el día, mucho o “nada importantes”, de las que me han pasado a mí, graciosas, absurdas... y de las que te han pasado a ti,  que son interesantes porque me importas y porque así te conozco más y sé más de ti, y tú de mí. Somos un equipo y compartimos. La comunicación habitual y normal en una pareja consiste en contarle al otro tú día, preocupaciones, desencuentros con compañeros, ilusiones... y no tienes que sentir que así pierdas tu independencia, privacidad o parcela personal. ¡Noooo! Eso es hacerle sentir al otro importante y tú también importante al sentirte escuchada. Acabo de referirme a otro aspecto importante en la comunicación: la escucha activa. Preguntar o estar ahí delante “escuchando tipo mueble” no sirve. Sentimos que le está dando igual todo lo que le cuento y, además, seguro que está deseando que acabe.

Otro error es una comunicación con reproches. Éstos solo van a servir para poner a la defensiva al otro. No vamos a conseguir nada. Cambios, ninguno. Al contrario, él también abrirá la “cremallerita del pasado” y así lo que conseguiremos es empelotar la situación. En cada momento y con cada problema sólo hay que hablar se ese problema. Meter otros pasados sin resolver hará que el que nos ocupa se tiña de "mierda" y ya sean dos problemas sin resolver: éste y el que hemos sacado del baúl del rencor.

No "jugar a adivinar”. Creer que el otro hace o dice o por lo que nosotros creemos es jugar a equivocarse y guardar en la memoria algo equívoco que siempre va a jugar en contra del otro en un futuro. Hay que preguntar; no hay que dar por hecho.

Muy, muy importante al comunicarnos con la pareja es ser muy clarito y directo. Sin hacer daño y con tiento, que no es incompatible, poniéndonos en lugar del otro. Hay que ser claro por nosotros mismos y por los demás. Todo con claridad y cuanto antes porque te hace sentir más seguro, más tranquilo y genera confianza en la pareja sobre ti. Los rodeos y adornos son por miedos y crean interpretaciones y malos entendidos que generarán nuevos problemas.

Ideal en las parejas es de vez en cuando (cada 15 días, por ejemplo)  hablar de cómo estáis, que echáis de menos en le otro, como os sentís en la relación. Expresar sentimientos de cariño y agrado tanto verbal como conductualmente es un reforzador y un chute de bienestar tanto para el que lo expresa como para el que lo recibe. Exigir lo que sea al otro le hace sentir una marioneta, por lo que es más aconsejable sugerir: "¿Te parece tal? ¿Te importa cuál? A parte de que, si nuestra pareja es reactiva, que reciba una orden es conseguir justo todo lo contrario.

¡Cuidado! Nuevo problema. Expresiones de dominancia dentro de la pareja hacen sentir al otro chiquito, si es dependiente, o le pone a la defensiva. Ah, y sobre defenderse, es un mal panorama "escuchar” a la pareja para crear una defensa en vez de para crear un entendimiento y resolver. Es muy importante hablar respetando al otro y que así le llegue.

Es que, en definitiva, es muy importante querer al otro y que te importe, porque esto se refleja en la forma de comunicarse, tanto verbal como no verbalmente. La actitud, las miradas, los roces... son las otras comunicaciones que dan confianza y facilitan la comunicación de la que acabo de hablar. Lo mejor ante situaciones de desencuentros o dificultad para expresar tanto emociones positivas como negativas es acudir a una terapia de pareja.

Ana M. Ángel Esteban. Psicóloga Clínica, Sexóloga.

 

Tfno:615224680. Facebook: 

https://www.facebook.com/PsicologaClinicaySexAnaMAngel/

 

Consulta en Toledo y online.

 

ARTÍCULOS ANTERIORES DE LA MISMA AUTORA

Succionador de clítoris, masturbación y demás juguetes sexuales

Traumas y repercusiones psicológicas en los niños abusados

Pederastas y pedófilos, ¿saben lo que hacen? Cómo actúan

La importancia de sentirse deseado, tanto física como emocionalmente

Por qué regalamos sexo a cambio de "amor" viviendo una mentira

Día mundial del orgasmo femenino: todas las claves para disfrutarlo

Razones para ser infiel

Ocho claves para mantener una erección y disfrutarla

Las posturas y prácticas que preferimos las psicólogas

Cómo aumentar la seguridad en uno mismo paso a paso

Estrategias para olvidar a tu ex y no morir en el intento

Curiosidades sexuales masculinas que ni ellos conocen

Cómo afrontar las críticas sin sentirte hundido

Terapia de pareja, la mejor forma de ordenar la relación

¿Cuántos hombres reconocen sentirse atraídos por otro hombre transexual?

¿El tamaño influye?

Qué hacer ante una pérdida de erección

Adictos al sexo

Cuando calienta el sol, ¿se calienta todo lo demás?

El desamor como acto de amor hacia tu pareja

La eterna pregunta: ¿Existe el punto “G”?

El primer objetivo y casi el único de la sexualidad: Disfrutar

El orgasmo y la penetración van por caminos distintos

COMPARTIR: