VÍA MISTICA – BILL VIOLA

Cuenca vista por la comisaria de la exposición: Kira Perov

Reproducimos íntegro el artículo escrito por Kira Perov, comisaria de la exposición, sobre la enorme impresión que le ha producido Cuenca, hasta dejarla “sin aliento”.

 

Cuenca, por Kira Perov

Es una imagen realmente extraordinaria la del casco antiguo de Cuenca cuando lo descubres desde el coche tras el largo camino desde la estación de tren, y te quedas sin aliento. Da vértigo imaginarse cuántas capas de la historia han hecho poso durante cientos y cientos de años en esta estratégica ubicación entre montañas.

Resulta tan inverosímil, tan asombroso darse cuenta de que para levantar sus numerosos edificios hubo que subir las piedras una a una, de que las casas se asoman al abismo aferradas a la piedra caliza, de que todo se apoya mutuamente, y de que los campanarios, erguidos hacia el cielo, constituyen un triunfo de la arquitectura que no debería haber sido posible…

VIOLA CONVERSA CON CUENCA

¡Qué espléndida oportunidad la de que pueda establecerse una conversación entre las obras de Bill Viola y una ciudad así! Son cuatro las ubicaciones que han sido seleccionadas para albergar dieciséis obras: dos iglesias y un convento desacralizados más el exquisito Museo de Arte Abstracto Español, único en su género.

El itinerario por la ciudad será también un recorrido por imágenes en movimiento hechas de luz y de sonido, que ralentizan el tiempo y se mueven al compás del ritmo pausado de la propia Cuenca.

El convento de Las Angélicas contiene cuatro obras de la serie de las Pasiones, en la que Bill examinó en profundidad las emociones despertadas por la técnica de los pintores del Renacimiento, cuya gran ambición era representar la esencia de la condición humana.

En San Andrés se presenta The Messenger [El mensajero], obra encargada por la catedral de Durham, en el noreste de Inglaterra, también Patrimonio de la Humanidad.

LOS MÁRTIRES

En la gran iglesia de San Miguel hay cuatro obras de la serie de los Mártires, derivadas de la instalación permanente en la catedral londinense de San Pablo, Martyrs (Earth, Air, Fire, Water) [Mártires (Tierra, Aire, Fuego, Agua)].

También pueden verse dos enormes instalaciones de la serie de Tristán, con imágenes y sonidos envolventes que llenan toda la nave. Por último, el maravilloso Museo de Arte Abstracto Español presentará a menor escala cuatro obras íntimas de varias épocas.

La exposición está al alcance de todo el mundo. Al carecer de lenguaje, las obras hablan directamente con el espectador, y el entorno de Cuenca, con sus piedras antiguas, altas bóvedas, arcos y cúpulas, les proporciona nuevas resonancias.

LA VIDA HUMANA

La obra de Bill profundiza en las experiencias fundamentales de la vida humana: el nacimiento, la muerte, las emociones, la conciencia y la espiritualidad. Al principio usaba la cámara de vídeo y el objetivo como sustitutos del ojo, a fin de ensanchar la visión, acercar las cosas o ampliarlas, experimentar con la percepción y realizar observaciones prolongadas de objetos sencillos. Bill nos ha hecho ver que cuando miras algo durante mucho tiempo se hace visible su esencia. Por eso siempre le ha interesado la vida interior del mundo que lo rodea.

El objetivo de Bill al crear sus obras, y el nuestro al mostrarlas, es sumergir a los espectadores en un mundo interior creado para ellos, pero que también deja un gran margen para el descubrimiento y la reflexión. Ya ha dicho él mismo que «para mí el arte es el proceso de despertar el alma».

METÁFORA ESPERANZADA

Las obras expuestas en Cuenca ponen de manifiesto los temas en los que ha profundizado Bill durante buena parte de su vida como creador. En esta exposición vemos que la imagen en movimiento amplía las ideas sobre la fragilidad y transitoriedad de nuestras vidas en la tierra, representando la condición humana en diversas formas, incluida nuestra relación con las fuerzas de la naturaleza.

Todos estos elementos se convierten en catalizadores dentro de un ciclo de transformaciones que constituye una metáfora esperanzada y positiva de la continuidad de la vida. Bill se ha inspirado en Chuang Tzu, un filósofo chino del siglo iv a. C. que escribió: «El nacimiento no es ningún principio; la muerte no es ningún final».

AGRADECIMIENTOS

Quisiera expresar mi más sincero agradecimiento tanto al presidente de la Junta de Castilla La Mancha, Emiliano García-Page, como a los miembros de su gobierno, por su generosa invitación para llevar a cabo este singular proyecto en el casco antiguo de Cuenca. Así mismo, mi agradecimiento a todos los equipos de trabajo y colaboradores por su dedicación, compromiso y esfuerzo, que han hecho posible la realización de esta exposición. Igualmente, deseo agradecer a la ciudad de Cuenca su cálida y amable acogida.

KIRA PEROV

COMPARTIR: