ESPECIAL SOBRE LOS PRODUCTOS QUE DAN NOMBRE A ESTA TIERRA

Alimentos de Castilla-La Mancha: Un regalo natural y de indiscutible calidad

El sector agroalimentario de Castilla-La Mancha es uno de los más pujantes y de más peso en la economía de esta región. Existe una gran diversidad de productos de indiscutible calidad; vinos, aceites, quesos, azafrán, miel, berenjenas, ajos, jamón, cordero, pan…, un nutrido grupo de alimentos de esta tierra con prestigio nacional e internacional.

 

Estos productos presentan un elevado valor añadido a nivel, no sólo económico, sino también social, porque son producciones que están vinculadas a una zona geográfica determinada o que se realizan siguiendo un método tradicional.

En un mercado globalizado, una de las principales armas que podemos utilizar es la calidad diferenciada de nuestras producciones. Los consumidores demandan, cada vez más, una mayor información y especificidad de los productos que consumen, una mayor autenticidad y tradición. Aspectos que están garantizados en esta región.

La Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha tiene como uno de sus objetivos básicos el fomento y la garantía de la calidad de los productos agroalimentarios, potenciando la creación de figuras de la calidad como las Denominaciones de Origen, Indicaciones Geográficas Protegidas, Especialidades Tradicionales Garantizadas, marcas colectivas y agricultura ecológica.

En Castilla-La Mancha contamos ya con un elevado número de productos amparados por una figura de calidad, en concreto 43, abarcando una gran variedad que es el reflejo de la riqueza gastronómica que tiene esta región.

Esta 'Calidad Diferenciada' es la que se quiere transmitir a los consumidores, para que sepan elegir y decidan comprar un producto de Castilla-La Mancha. Es un regalo seguro, natural y de calidad inigualable. Un producto de la tierra que ayuda a mantenerla, conservarla y proyectarla hacia el futuro.


VINOS

Castilla-La Mancha es la región vitícola mayor del mundo, con más de 700.000 hectáreas dedicadas al cultivo de la viña, que suponen aproximadamente el 8% de la superficie vitícola mundial, alrededor del 12% de la Europea y alrededor de la mitad de la superficie de viña de España. Esta región tiene más superficie vitícola que la mayoría de los países vitivinícolas (aisladamente), con la excepción de Francia, Italia y Rusia.

Los viñedos se asientan sobre una gran llanura, con una altitud entre 700 y 900 metros sobre el nivel del mar. Si además tenemos en cuenta los distintos índices climáticos que se utilizan en agronomía, podemos afirmar que Castilla-La Mancha tiene características magníficas para el cultivo de la viña. No es exagerado decir que en muchas campañas la viticultura de Castilla-la Mancha es prácticamente ecológica, al no ser necesario realizar ningún tratamiento fitosanitario durante la totalidad del ciclo vegetativo de la vid.

Pero no solo produce cantidad sino también calidad. En los últimos años, y gracias al esfuerzo de todos los agentes implicados, muchos vinos de Castilla-La Mancha compiten al nivel de cualquier otra zona española o europea por el alto nivel alcanzado y por lo bien que se promocionan en los mercados.


ACEITE DE OLIVA

Por su historia, su tradición y su cultura, Castilla-La Mancha ha venido elaborando aceite de oliva desde los albores de la civilización. Hoy, nuestros olivares forman auténticos mares verdes, que son una delicia para la vista y el paladar.

Las variedades de aceituna cultivadas en sus denominaciones de origen dan a nuestros aceites unas cualidades únicas. Como el intenso sabor equilibrado y afrutado, con notas de manzana y almendra, del Aceite de los Montes de Toledo, considerado uno de los mejores del mundo.

Los del Campo de Calatrava, de aroma a manzana y frutas verdes, son característicos por su mezcla de aceituna cornicabra y picual. Los del Campo de Montiel tienen una intensidad considerable, con destacados amargos y picantes. Los de La Alcarria se elaboran con la aceituna Verdeja, endémica de esta región castellano-manchega. De ella se extrae un aceite muy afrutado y aromático, rotundo en su olor a hoja, en el que se entremezclan sabores a hierba, avellana o plátano.

Y todos, ofrecidos por las almazaras, donde el prensado de la aceituna no sólo es la clave de los aceites ofrecidos por sus marcas comerciales y denominaciones de origen. También el fruto de una cultura y una tradición milenaria que puede conocerse en origen, en muchas de sus almazaras.


QUESO MANCHEGO

Sólo con la raza de oveja manchega, conservada pura en Castilla-La Mancha, se elabora el delicioso queso manchego. De sabor y propiedades únicas, su proceso de elaboración se ha mantenido inalterable a lo largo del tiempo, y hoy es una delicatessen que no debemos negarle a nuestro paladar.

Madurado desde un mes a dos años, sus variedades -tierno, semicurado o curado-, pueden disfrutarse en piezas envueltas en esparto, en aceite, o al natural, procedentes de las provincias castellano-manchegas en que se elaboran sus denominaciones de origen: Albacete, Ciudad Real, Cuenca, y Toledo.

Un queso aromático, con un toque a caramelo de mantequilla en el paladar, junto a notas almendradas. Absolutamente delicioso, puede disfrutarse en cualquier rincón de Castilla-La Mancha, y conocer los secretos de su receta en sus queserías.


MIEL DE LA ALCARRIA

La sutileza y aroma de la miel de La Alcarria sólo es posible gracias a las plantas aromáticas de que se nutren las abejas. Crecidas en los paisajes naturales de Guadalajara y Cuenca, la distingue el ser exclusivamente floral.

Fina, cremosa, y suave al paladar, su proceso de elaboración conserva todas sus propiedades terapeúticas y aromáticas. Por ello es universalmente demandada por quienes desean disfrutar de sus cualidades saludables, y tener en su cocina un ingrediente fundamental, y siempre delicioso.

En Castilla-La Mancha la miel de la Alcarria distingue además tres variedades, la procedente de flor de espliego, la de romero, y la multifloral. Todas riquísimas.


CORDERO MANCHEGO

El cordero de raza manchega, indicación geográfica protegida, se ha convertido, por el agradable buqué de su carne, en ingrediente esencial de los platos que exigen los mejores ingredientes.

Hoy no sólo se consume en su presentación tradicional, asado al horno de leña, sino que los grandes renovadores de la cocina española lo usan en variadas y novedosas presentaciones. Capaces de hacer la boca agua por la maestría de los chefs, y por la garantía de calidad del producto.

Los corderos manchegos no sólo son alimentados exclusivamente con material primas naturales, sino que su sacrificio y el procesado de su carne sigue un riguroso proceso, capaz de garantizar su jugosidad, terneza y suavidad.


AZAFRÁN DE LA MANCHA

El azafrán de La Mancha es mucho más que una especia de intenso aroma, único en su variedad por el especial tostado a fuego lento, que potencia todas sus naturales cualidades. Con fama de ser de los mejores del mundo, es en nuestra tierra donde se realiza el noventa por ciento de su cultivo mundial.

El azafrán es, además, en Castilla-La Mancha toda una cultura ancestral, que aún se conserva, por las especiales características de su cultivo y recolección. Una recolección que todavía debe hacerse a mano, recolectando a diario sus flores, en el otoño. Y separando después sus pistilos, las hebras del azafrán, de los pétalos. Una a una, mano a mano.

La cultura gastronómica, histórica y tradicional del azafrán, única de Castilla-La Mancha, ha dado origen a manifestaciones tan importantes como la fiesta de La Rosa del Azafrán de Consuegra, en Toledo.


BERENJENAS DE ALMAGRO

En la región de Campo de Calatrava, en Ciudad Real, se cultivan las berenjenas de la variedad Dealmagro, cuyo proceso de elaboración da origen a una de las mejores tapas de la gastronomía española.

El aliño de vinagre, aceite de oliva, sal, cominos, ajos, pimentón y agua en que son fermentadas durante catorce días, dan origen a un aperitivo de sabor único, bajo en calorías, y rico en fibra.

Un plato cuyos orígenes pueden remontarse a la cocina árabe, y que se sofistica embuchándolo, es decir, rellenando su interior con pimiento rojo. Delicioso en cualquier rincón de Castilla-La Mancha, y también del mundo.


MAZAPÁN DE TOLEDO

Ya en el siglo XVI se hablaba del mazapán de Toledo y aún hoy las bocas siguen haciéndose agua al mencionarlo. Este dulce, elaborado de forma artesanal a base de almendra molidas y azúcar, es una de las delicias más típicas de la gastronomía castellano-manchega.

Aunque en España se consume principalmente en Navidad, en Toledo es el dulce por antonomasia y se elabora y vende durante todo el año. Cada obrador tiene su toque especial, aunque la base de la pasta de mazapán es siempre mitad de azúcar y mitad de almendra. Una de sus presentaciones más características es la "anguila": en forma de serpiente enrollada y decorada con frutas escarchadas.


AJO MORADO DE LAS PEDROÑERAS

El Ajo Morado de Las Pedroñeras es una variedad autóctona que se cultiva principalmente en la comarca conquense de La Mancha, si bien en los últimos años se ha extendido por otras provincias de la región castellano- manchega, sobre todo Albacete. Además de por su color, este ajo se diferencia por su fuerte olor, su gusto picante y por tener un tamaño medio, ya que está formado por entre 8 y 10 "dientes" con forma de cruasán y carne de color blanco-amarillento. En el año 2001, se reconoció la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Ajo Morado de Las Pedroñeras, que ampara la producción de ajos procedentes de 225 municipios de las comarcas naturales de La Mancha, Mancha, Mancha Alta, Mancha Baja, Manchuela y Centro.

Concluidas las labores de manipulación, los ajos son envasados y se almacenan a temperatura ambiente hasta el 30 de septiembre. Cumplido ese plazo, los ajos se tienen que conservar en cámaras frigoríficas, en envases sellados con el logotipo de la IGP.


MELÓN DE LA MANCHA

Castilla-La Mancha dedica al cultivo del melón cerca de 13.637 hectáreas, el 37% la producción nacional y el 35% de la superficie. En mayo de 2003 se creó la Asociación para la Promoción del Melón de La Mancha, integrada por empresas cooperativas, que ha sido la promotora de la actual Indicación Geográfica Protegida (IGP) Melón de La Mancha. En la normativa se establece que sólo se podrán amparar con la marca de la IGP los melones de la variedad "Saccharinus" de los cultivares autóctonos Piñonet o Piel de Sapo, caracterizados principalmente por su forma elipsoidal u ovoide.

A la IGP Melón de La Mancha sólo se podrán acoger los melones de categoría I ª, con un contenido en azúcar mínimo de 11º Brix y un peso comprendido entre 1,8 y 4 kg. La zona de producción, acondicionamiento y envasado del melón está situada en la comarca natural llamada Mancha, en la parte nororiental de la provincia de Ciudad Real.


MIGUELITOS

Los miguelitos son unos dulces típicos de la localidad albaceteña de La Roda hechos a base de fino hojaldre, rellenos de crema y espolvoreados con azúcar glasé, y cuyo secreto reside en una cuidadosa y artesanal elaboración.

En la actualidad se elaboran con diferentes variedades de relleno: chocolate, chocolate blanco… aunque el más demandado sigue siendo el original de crema. Durante la Feria de Albacete, en el recinto ferial, es costumbre degustarlos acompañados de un café o un orujo de miel.

Con el tiempo, esta delicia repostera se ha convertido en embajador del municipio y de toda la provincia. En el año 2015, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo concedió el título de registro de marca a la Asociación de Productores de Miguelitos de La Roda.


OTROS ALIMENTOS

Castilla-La Mancha está produciendo otros alimentos que son los mejores de su especie como las ALMENDRAS, ARROZ, PISTACHOS…, que al igual que los anteriormente citados compiten sin complejos en los mercados nacionales e internacionales.

Fruto de todo ello es la variada y rica gastronomía castellano-manchega, en la que figuran platos exclusivos del territorio con nombres muy sugerentes y apetitosos. Los que hay que probar alguna vez (y muchas más si es posibles) son el MORTERUELO, PISTO MANCHEGO, MIGAS DE PASTOR, SOPA CASTELLANA, ATASCABURRAS, GACHAS MANCHEGAS, GAZPACAHO MANCHEGO o la gran variedad gastronómica de CAZA que se ofrece en gran parte de la región.

ALIMENTOS DE CALIDAD DIFERENCIADA

Ofrecemos la relación de productos englobados en la denominación Alimentos de Calidad Diferenciada de Castilla-La Mancha:

VINOS CON DENOMINACIÓN DE ORIGEN PROTEGIDA 

VINOS CON INDICACIÓN GEOGRÁFICA PROTEGIDA

PAGOS VITÍCOLAS

PRODUCTOS CON DENOMINACIÓN DE ORIGEN PROTEGIDA

PRODUCTOS CON INDICACIÓN GEOGRÁFICA PROTEGIDA

MARCAS COLECTIVAS

FIGURAS DE CALIDAD COMPARTIDAS CON OTRAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS


Las fotos de este ESPECIAL ALIMENTOS DE CASTILLA-LA MANCHA proceden en buena parte de la completa y magnífica web oficial de la JCCM Turismo de Castilla-La Mancha 

Compartir