MUSEO RUIZ DE LUNA

Viaje por la historia de Talavera de la Reina a través de su cerámica

El Museo Ruiz de Luna de Talavera de la Reina ocupa parte del edificio del antiguo convento de San Agustín, refundado en 1566 por el oropesano San Alonso de Orozco, que acometería la reforma de los agustinos recoletos en este cenobio talaverano.

 

En la plaza de San Agustín puede contemplarse todo el complejo conventual del siglo XVIII donde destaca la iglesia, con un diseño barroco muy particular en ladrillo, obra del famoso arquitecto agustino fray Lorenzo de San Nicolás.

Desde su construcción en la década de 1620, la iglesia acogió importantes eventos de la orden de San Agustín, como Casa Madre de la Orden. Los agustinos se mantuvieron en este convento hasta finales del XVIII. Después fueron diversos los usos del edificio, entre ellos el de escuela o Liceo hasta gran parte del XIX, para a partir de entonces convertirse en el Teatro de la Unión. Posteriormente pasó a ser casa de vecindad y negocios varios. El convento fue usado como escuela de primeras letras y rehabilitado en 1927, antes de su apertura como museo en 1996.

COLECCIÓN PERSONAL

En el interior del Museo Ruiz de Luna podemos observar en sus vitrinas una bien nutrida y representativa muestra de las producciones de loza y azulejería talaveranas de los siglos XVI al XX. El museo alberga en su mayoría la colección personal del ceramista Juan Ruiz de Luna (1863-1945), compuesta por valiosas piezas y paneles salidos de sus propios talleres de Nuestra Señora del Prado abiertos desde 1908.

La colección tal y como en la actualidad está conservada sirve de recordatorio tanto del esplendor vivido por la ciudad durante los siglos XVI y XVII gracias a su producción cerámica como de la ingente obra de Ruiz de Luna. Esta última se desarrolló desde finales del siglo XIX hasta mediados del XX y su objetivo era recuperar, junto a otros ceramistas de la ciudad, la fama para la alfarería talaverana, inspirándose en los modelos que la dieron prestigio en siglos pasados.

Fue inaugurado en 1996 y ampliado en 2013.

Solo por el Museo Ruiz de Luna merece la pena el viaje a Talavera. Pero es que además, la ciudad y sus tierras tienen otros muchos alicientes.

QUÉ VEREMOS

Aunque algunas de las piezas exhibidas se remontan a la Edad Media, la mayor parte de la exposición son obras en cerámica talaverana del siglo XVI al XX. Entre ellas, están representados los platos con reminiscencias mudéjares y las series de las mariposas, del helecho, la palma con golondrinas y las de influencia oriental, todas de los siglos XVI y XVII; y la serie polícroma del XVII, Edad de Oro de la cerámica talaverana.

Asimismo, se exhiben las series características del XVIII, como las de influencias de Alcora, la de la flor de patata, etc., y otras del siglo XIX. La colección cuenta además con un importante fondo cerámico de la localidad de Puente del Arzobispo de los siglos XVI al XX.

El recorrido cronológico termina con la propia obra de Ruiz de Luna, con piezas tan conocidas como el Retablo de Santiago.

ACCESO AL MUSEO

15 junio-15 septiembre: Martes a viernes y festivos: 09:00 a 15:00h. Sábados: 10:00  a 14:00 h./16:00 a 19:00h. Domingos: 10:00 a 14:00 h.

16 septiembre-14 junio: Martes a sábados y festivos: 10:00 a 14:00h. /16:00 a 19:00h. Domingos: 10:00  a 14:00

Lunes cerrado

Más información en:

Teléfono:  +34 925 80 01 49 / Email: museoruizdeluna@jccm.es 

Visitar Web. http://www.patrimoniohistoricoclm.es/museo-ruiz-de-luna/informacion-practica/ 

COMPARTIR: