12 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

PSICOSEX. Cómo ligar fácilmente: Estrategias para gente tímida

2019/07/24/113793_112711_ana.ma.angel.rojo.jpg

Ahora en verano salimos más por el buen tiempo, más horas de sol, más interacciones personales, más apetencia sexual y además llegan las vacaciones. Con el calor todo se altera y gran parte se expone, tanto en lo físico como en lo psicológico y conductual. Hay todo tipo de estrategias para ligar.

 

El sábado hacía en Onda Cero un espacio sobre este tema con Javier Ruiz. Pero ¿qué ocurre con los tímidos en estas circunstancias? Es el “querer y no poder” constante, lo pasan fatal, quieren salir, ligar y todo lo demás, claro.

No son introvertidos. Ambos se diferencian en que el tímido quiere relacionarse, hablar más, ser más divertido, en definitiva estar con otra persona o grupo sin sentir ansiedad, sin sentirse juzgado e inútil o poco hábil en su actitud y conversación. Llevan una “voz interior” crítica que les advierte y recuerda continuamente que no van a poder, que van a quedar en ridículo. Con lo cual evitan salir y relacionarse, son solitarios.

Los introvertidos se diferencian de los tímidos en que buscan estar solos, pero no porque lo pasen mal, sino porque no necesitan ni quieren contacto social y si lo tienen, NO SIENTEN malestar, no les importa lo que puedan pensar los demás de sus silencios, están cómodos con otros pero prefieren estar solos.

Cuando va acercándose el verano aumentan las consultas sobre parejas y vacaciones, miedo a viajar y sobre cómo poder relacionarse sin ansiedad.

A la hora de ligar hay unas estrategias, conductas o como lo queramos llamar, que les recomiendo a los tímidos.

La primera y más importante es -les tiene que quedar muy claro- que a las mujeres, a muchas mujeres, les gustan los tímidos y que no tienen que hacer nada para ligar con ellas. Solo dejarse.

Ligar no siempre requiere una conducta activa. Dejarse ligar y dejarse llevar es la conducta pasiva para ligar, más eficaz, para los tímidos a los que alguien ha echado el ojo. Despiertan ternura, se les asocia con personas sensibles, y tienen un toque de misterio que a muchas mujeres “les pone”. Los tímidos también son un reto en ocasiones, y si somos tímidas, les veremos cómo inaccesibles, porque la verdad es que no ponen nada fácil las cosas por miedo a ser rechazados.

Confundimos ligar con tener un cuerpazo (criterio según gustosssss), ser guapos (también va en gustos), muy abiertos, y los tímidos, al compararse, se ven muy muy lejos del “criterio socialmente establecido” para arrasar con las chicas. Habló sobre todo en masculino, les hablo a ellos porque hay muchos más tímidos que tímidas, además de estar también socialmente establecido el rol de que es el hombre el que “entra” a una mujer, aunque se haya cambiado mucho en ese aspecto.

Lo más recomendable es empezar utilizando aplicaciones en el móvil. Son una forma de iniciar contacto de “forma segura”: no te expones totalmente. Tu autoestima está protegida porque eres tú el que va midiendo hasta dónde quieres y puedes llegar. Además, si no se te ocurre nada que decir, con hacer un corta y pega de otras conversaciones que veas de otros, sirve. Y así vas cogiendo confianza para quedar cuando os apetezca. Compararse con los ligones paraliza a los tímidos. Creen que hay un criterio estándar, que es el que “Utilizan” los que ligan mucho y al ver que ellos no pueden hacer eso se paralizan.

Prohibido salir con amigos ligones. Vamos, prohibidísimo, tímido o no tímido, si no quieres tener interferencias en tus intentos.

Antes del acercamiento (es lo que más cuesta, lo peor para ellos), que no tienes por qué hacerlo, date cuenta de quién te mira a ti, y si te encaja comparte miradas de vez en cuando. Si nadie te mira, comienza a mirar, sin miedo, pero sin mantener mucho tiempo la mirada. Son muy importantes, pero solo utilízalo de vez en cuando para hacerte notar.

Acompaña la mirada de una sonrisa suave, que nos encanta, a ellos y a nosotras. Esto es para tímidos y tímidas, por supuesto. Ver una sonrisa nos da seguridad y tranquilidad. Facilita el acercamiento por parte de ambos. Doy por hecho que nos hemos ido a un lugar adecuado, donde haya bastante gente, y aunque no sea el ideal para tener una conversación profunda, sí es el más fácil para iniciar una primera interacción.

Estamos tomando algo, solos o con un grupo de amigos. Puedes hacer un gesto con el vaso, levantándolo un poquito mientras miras a quien te gusta, y con una sonrisa, que traducido significaría: “¿quieres tomar algo conmigo?”. Y a esperar respuesta. Si nos evitan las miradas o nos ponen caras cambia de objetivo, no insistas que es peor.

Las conversaciones en estos primeros momentos mejor sobre temas generales. Si no se te ocurren, busca en internet. Miradas y sonrisas suaves, insisto.

Otra cosa muy importante: NO INTENTES SER OTRO, NO TE IMPONGAS GUSTAR. Eso te hacer ir con mucha ansiedad porque es dar por hecho que tu forma de ser, tu aspecto no va a gustar, y ahí te estás equivocando. Tú no sabes lo que al otro/a le gusta y espera de una persona. Si te escondes en otra forma de ser que estas creando, se te verá raro y eso se nota muchísimo. ¿Tú cómo sabes lo que le gusta a la otra persona? Déjate llevar y luego me cuentas.

Los olores y la higiene dental importantes también. No te agobies y quieras todo en un mismo día. Ya se irá viendo. No seas pesado, que si hay conexión habrá más días. Deberíamos tomarnos ligar como un juego, sin necesidades, más que como un examen, que nuevamente crea mucha ansiedad.

Si ya hemos quedado varias veces con esa persona y “nadaaaaa”, hay que lanzarse con un beso, nada más; pero eso sí, sin preguntar, sin pedir permiso. No preguntes y hazlo, a ver qué pasa. Así estás avanzando.

No es tan difícil, aunque lo veas imposible.

Confía en ti mismo y en mí, y hoy puede ser un Buen Día para empezar a practicar.

Ana M. Ángel Esteban. Psicóloga Clínica, Sexóloga. Toledo. 615224680. En Facebook @PsicologaClinicaySexAnaMAngel

 

ARTÍCULOS ANTERIORES DE LA MISMA AUTORA

Descubre la tendencia de las vacaciones en pareja: ¿Juntos o separados?

Razones para ser infiel

Ocho claves para mantener una erección y disfrutarla

Las posturas y prácticas que preferimos las psicólogas

Estrategias para olvidar a tu ex y no morir en el intento

Curiosidades sexuales masculinas que ni ellos conocen

Terapia de pareja, la mejor forma de ordenar la relación

¿El tamaño influye?

Qué hacer ante una pérdida de erección

Adictos al sexo

La eterna pregunta: ¿Existe el punto “G”?

El orgasmo y la penetración van por caminos distintos

COMPARTIR: