LA ASOCIACIÓN SIEMPRE HA APOSTADO POR LA IGUALDAD DE GÉNERO

AFAMMER organiza un certamen videográfico para fomentar la igualdad en el medio rural manchego

Carmen Quintanilla, presidenta de AFAMMER y defensora desde siempre de la igualdad de género de la mujer en el medio rural Carmen Quintanilla, presidenta de AFAMMER y defensora desde siempre de la igualdad de género de la mujer en el medio rural

AFAMMER sigue apostando por la igualdad de género de las mujeres del medio rural, un compromiso que adquirió desde su fundación en 1982.


 

En esta ocasión AFAMMER pone el foco en las mujeres que residen en los municipios más pequeños a través del certamen videográfico “3.2.1 Acción. La igualdad de género en el Medio Rural de Castilla-La Mancha”, dirigido a mujeres del medio rural que pertenezcan a una asociación de mujeres y/o familias y que habiten en poblaciones de menos de 1.000 habitantes.

Este certamen video-gráfico forma parte del proyecto subvencionado por el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha para el año 2020 por el que se convocan ayudas para fomentar el asociacionismo de mujeres. 

“Lo que no se ve no se conoce y este certamen es una gran oportunidad de mostrar cómo perciben la igualdad las mujeres rurales castellano-manchegas; qué aspectos consideran que hay que cambiar para que esta igualdad sea una realidad y de qué manera están trabajando las asociaciones en sus pueblos por conseguir lo que en AFAMMER llevamos persiguiendo desde hace más de 38 años: que la igualdad real de oportunidades en el medio rural”, explica la presidenta nacional de AFAMMER, Carmen Quintanilla

En total se subirán más de 50 cortometrajes de mujeres de cada una de las provincias de Castilla-La Mancha en la página web de AFAMMER https://www.afammer.es/igualdad-de-genero-en-el-medio-rural/.  

Todas aquellas personas que lo deseen podrán visualizar los vídeos y votar  el que más le guste. 

Por otro lado, habrá un jurado profesional formado por la presidenta nacional de AFAMMER, Carmen Quintanilla; la directora de Coordinación y Acciones Institucionales del Grupo Tragsa, Paloma López Izquierdo; la vicepresidenta 2ª de AFAMMER Ciudad Real, Gema Porrero; el director de Negocios de Agrobank, Carlos Seara y María del Prado Márquez Ruiz, escritora natural de Bolaños de Calatrava y Premio Mujer Comprometida en el Futuro Rural de AFAMMER.

La valoración popular tendrán un peso en la valoración final del 25% mientras que la valoración del jurado supondrá el 75%; el dictamen no se podrá apelar. 

El vídeo ganador recibirá un diploma y productos del medio rural valorados en 100 euros y su vídeo será expuesto en la página web de AFAMMER y de otras asociaciones de mujeres durante al menos seis meses. Mientras que el segundo y tercer premio recibirán un diploma acreditativo.

AFAMMER asociación pionera en el medio rural 

En cuanto a la importancia que asociaciones como AFAMMER tienen para el medio rural, Carmen Quintanilla considera que las asociaciones “son vitales” a la hora de desarrollar políticas “realmente efectivas” porque trabajan y conocen el día a día del medio rural. 

“AFAMMER nació en 1982 como organización pionera en España que luchó por alcanzar la igualdad real de oportunidades en el medio rural y desde el principio tuvimos presente que el futuro de nuestros pueblos no estará asegurado hasta que las mujeres no cuenten con las mismas oportunidades y con el lugar en la vida social, económica y política que por justicia les corresponde. Hoy, gracias al trabajo de AFAMMER, la mujer rural ya no es invisible pues hemos conseguido llevar su voz ante los diferentes gobiernos, parlamentos nacionales y ante los más altos organismos internacionales como es el caso de Naciones Unidas”, justifica. 

Sin embargo, señala que a pesar de haber roto la invisibilidad de las mujeres del medio rural todavía es necesario seguir avanzando para que ocupen el lugar en la vida social, económica y política “que por justicia le corresponde”. 

El papel de la mujer rural durante la pandemia 

“A pesar de que las mujeres del medio rural están hoy mejor formadas, tienen que marcharse a las ciudades ante la falta de oportunidades que su propio entorno les niega provocando lo que a mí me gusta denominar como huida ilustrada. No podemos permitir perder su talento, sobre todo cuando en los últimos 20 años presenciamos como 363 de los municipios castellano-manchegos han perdido el 25% de su población”, alerta Quintanilla

“Seguimos avanzando y caminando a pesar de las dificultades” 

Asimismo, destaca el “importante papel” de las asociaciones como espacios de información y de crecimiento personal que permite a las mujeres rurales y a todos los habitantes del medio rural hacer frente a los problemas de vivir en un entorno como el rural, donde las dificultades son mayores que en las ciudades. 

“Gracias a AFAMMER miles de mujeres se han formado sin tener que moverse de su pueblo y gracias a ello hoy muchas de ellas han encontrado trabajo o han emprendido negocios de éxito, creando riqueza para ellas mismas pero también para sus municipios y comarcas”, afirma. 

Por otro lado, destaca la gran capacidad de adaptación demostrada por las mujeres rurales de AFAMMER. 

“Desde el primer momento en que se decretó el estado de alarma, las mujeres de AFAMMER nos pusimos a disposición de la sociedad rural creando una gran red solidaria de mascarillas y batas para proteger a las personas más vulnerables del medio rural, así como a conductores de ambulancias, personal de residencias y centros asistenciales; taxistas y demás profesionales esenciales que tuvieron que seguir trabajando a pesar de no contar con protección frente al virus”. 

En este sentido, reconoce que este año debido a la pandemia AFAMMER ha tenido que “reinventarse” y readaptar su oferta formativa y charlas de formación a la modalidad online

“Las mujeres de AFAMMER han tenido que adaptarse a las nuevas circunstancias derivadas por la pandemia del coronavirus. Muchas de ellas han realizado con éxito nuestros cursos online y nunca antes habían cogido un ordenador y lo han hecho gracias a su esfuerzo, tesón y ganas de superarse”, señala Carmen Quintanilla.

 

Compartir