Viento de La Mancha

Viento de La Mancha


R. Chamorro

Incoherencias de la derecha

En una entrevista reciente en El Mundo, decía Fernando Suárez:

"...me resulta incomprensible la ingratitud de la derecha española que para demostrar su comportamiento democrático no se atreve a defender la obra histórica de Franco, verdadero creador de la clase media, de la industrialización, de la Seguridad Social, de la educación generalizada y, sobre todo, de la restauración de la Corona, que es hoy un patrimonio de incalculable valor. Un partido fundado por Fraga que no defiende la memoria de Franco no merece ganar las elecciones. Y que no me malinterpreten: Digo la memoria, no la nostalgia de su Régimen excepcional. El respeto a Franco es perfectamente compatible con la convicción de que España vive uno de sus mejores momentos."

¿Quién es Fernando Suárez?

Fernando Suárez fue nombrado vicepresidente tercero y ministro de Trabajo el 5 de marzo de 1975 en el último Gobierno del general Franco, cesando a la muerte del dictador. Contribuyó destacadamente a la Transición española a la democracia, especialmente como miembro de la ponencia que defendió el Proyecto de Ley para la Reforma Política. Posteriormente militó en Alianza Popular, partido por el cual fue diputado entre 1982 y 1986 en el Congreso de los Diputados, y miembro del Parlamento Europeo entre 1986 y 1994.

La legitimidad de la derecha

Fernando Suárez, como Manuel Fraga (presidente de Honor del PP hasta su muerte), y varios ex ministros del general Franco fundaron Alianza Popular, base del actual Partido Popular. En el mismo espacio, quizás más al centro, estaba la UCD presidida por el ex Secretario General del Movimiento Adolfo Suárez, de claros orígenes falangistas.

El actual Jefe del Estado, lo es, porque las Cortes Franquistas lo instituyeron como tal a título de Rey, y de manera posterior fue ratificado por nuestra Constitución.

Todo lo anterior son verdades objetivas, da igual que algunos traten de  disimular o que la gente se de golpes de pecho negando lo evidente.

Los que nacimos años después de la muerte de Franco, no logramos entender cómo la derecha trata de negar la realidad como si no hubiera existido, y no defiende los hechos tal como fueron. Defender los hechos y la historia tal como fue no significa reivindicarla de manera nostálgica, pero si asumirla y no falsearla.

Es inexplicable que el Partido Popular no haya derogado una Ley de Memoria Histórica  que, mas allá de permitir que cada cual entierre a sus muertos con dignidad, de lo cual nadie puede estar en contra, es una Ley sectaria que pretende deslegitimar nuestra transición, nuestra historia, y que terminara deslegitimando a toda la derecha democrática, e incluso a la Corona, por la inacción irresponsable de los que debían parar este cruce de reproches pasados que esta Ley esta provocando.

En la derecha no son capaces de vislumbrar la importancia política que tiene el hecho de asumir los argumentos de los que te quieren quitar toda legitimidad.

El que calla otorga, y la derecha democrática da la razón a la izquierda cuando de manera suicida guarda silencio o se muestra sumisa ante las barbaridades que en España se escuchan en los últimos tiempos. Destrozar cruces de granito, arrasar monumentos, calles, placas, son acciones más propias de barbaros que de personas racionales que pretendieran dar una explicación al pasado, también para criticarlo, sin destrozar nada, como ocurre en todos los países civilizados de Europa, donde persisten monumentos de unos y otros como patrimonio de la memoria colectiva.

La Memoria Histórica para García Trevijano

El fallecido Antonio García Trevijano, conocido por su anti-franquismo, rechazaba profundamente tanto las Leyes de Amnistía, como las Leyes de Memoria Histórica. 

Esto decía sobre la memoria histórica, el reconocido jurista:

“La memoria histórica no existe, nada más existe la memoria colectiva, aquellos hechos que persisten en el pasado aunque hayan pasado centenares de años, persisten y condicionan el presente. Memoria colectiva si, ¿histórica? ¿Qué significa histórica? Pasado ¿es que acaso hay memoria del futuro? ¿Hay memoria del presente? La memoria histórica se refiere a hechos del pasado, empecemos por ahí… ¿Qué quieren resucitar? ¿Los odios? ¿Azules y Rojos?... Si recordáramos todo lo que hemos vivido no podríamos vivir, porque la biología tiene un mecanismo que nos hace olvidar cosas que nos hacen sufrir, por eso el sueño tiene la misión de reparar el daño que hace la memoria, son los hechos negativos en vida, en vigilia. En los sueños soñamos cosas agradables, aunque no nos acordemos, para vivir un individuo no puede estar continuamente despreciándose a sí  mismo, recordando lo negativo, el sueño reparador es necesario, sin sueño reparador para olvidar el individuo muere en pocos días.”

Compartir